Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Macri prometió a empresarios terminar con el cepo y bajar la inflación

El candidato presidencial además aseguró que "el mercado va a fijar el tipo de cambio" y que pedirá la renuncia del titular del Banco Central.

Por Jorgelina do Rosario

(CABA) La campaña por las PASO ya quedó atrás y con un camino de más de dos meses hasta las elecciones de octubre, el candidato presidencial Mauricio Macri decidió realizar su primera aparición pública ante empresarios desde el domingo. El dirigente del PRO habló ante los número uno de las principales empresas y agrupaciones del país en el marco del almuerzo del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), organizado por el empresario Eduardo Eurnekian.

Los más de 450 invitados que dijeron presente en el hotel Alvear -todo un récord de asistencia para estos almuerzos- encontraron un Macri moderado y coherente con sus últimos discursos, aunque por momentos hizo fuertes declaraciones que sobresaltó a más de uno. “El presidente del BCRA no cumple con las condiciones para el cargo. Es un militante. Debería renunciar“, disparó en referencia a Alejandro Vanoli.

Como lo hizo en los últimos días, insistió en que la mayoría de los argentinos se expresó por un cambio en las urnas, y en cierto modo se generó una sintonía ideológica con las palabras que antes había dicho Eurnekian.”Es tiempo de cambiar la improvisación por la previsibilidad, y así será, según lo expresado en las urnas”, aseguró el presidente de Corporación América.

La posibilidad de una alianza con Sergio Massa sobrevoló durante las casi dos horas de discurso -con preguntas incluídas de los empresarios-, y también sorprendió a Macri ni bien pisó el hotel. “¡Júntese con Massa!”, le insistió un empresario mientras el jefe de Gobierno porteño se encontraba en el baño de la planta baja del hotel.

Ante todo, Macri escogió ciertos temas de la agenda económica y realizó algunas propuestas (y promesas) que cumplirá a partir del 10 de diciembre si resulta ganador en la carrera por el sillón de Rivadavia.

Empresarios como Héctor Méndez, director de la UIA; Jorge Brito, al frente del Banco Macro; Adrián Werthein, de Telecom y Carlos de la Vega, de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), lo escuchaban con atención desde la mesa principal. Las cinco propuestas principales fueron:

1. Volver a crecer: el candidato aseguró que el país “no crece hace cuatro años y en las provincias hay mucho por hacer”. Más allá de apuntar al desarrollo de las economías regionales, prometió “bajar los costos de logística” y conectar al norte con el Pacífico para que no dependan de los puertos del este del país. Todo un doble guiño: Macri no tuvo un buen resultado electoral en el NOA y uno de los principales proyectos de infraestructura de Corporación América se centra en esta conexión comercial con el Pacífico.

2. Chau cepo: el candidato esquivó especificar desde cuándo se levantará la restricción para la compra de dólares, pero aseguró a Infobae y otros medios que apostará por “un tipo de cambio que defina el mercado”, y que en los primeros 90 días de gobierno se pueden generar reglas claras para que comiencen a entrar dólares a la Argentina.”Hay que olvidarse del dólar y volver a invertir en nuestra moneda. No existen cepos en otros países, ¿por qué lo tenemos nosotros”.

3. Presupuesto detallado: Macri no dudó en criticar al actual gobierno nacional por la falta de números claros a la hora del dinero que se destina en cada área del Estado. “La mitad del presupuesto se reasigna por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), eso no puede seguir pasando”, prometió el ingeniero.

4. Más infraestructura: en el marco de las inundaciones que afectan a miles de personas en la provincia de Buenos Aires, Macri aseguró que “el Estado debe invertir y no gastar”, y por eso se refirió a la necesidad de inyectar dinero en trenes, rutas y autopistas, y en obras que permitan evitar los problemas más allá de las inclemencias climáticas, “porque el cambio climático es una realidad”. Para que eso suceda, subrayó la necesidad de financiarse en el exterior a la tasa más baja posible”, es decir, a un dígito.

5. Pobreza: “Hay que finalizar con el flagelo de la pobreza”, comenzó Macri, y relacionó esta prioridad a la calidad de la educación pública. “Me junto con jefes y jefas de trabajo que dicen que los planes sociales ya no les alcanzan por la inflación, pero que a su vez sienten que fueron olvidados porque pensaron que iban a aportar algo para el país. Ellos no quieren que sus hijos tengan la misma dependencia al plan“, adhirió. Además, prometió que se puede bajar la inflación a un dígito en los primeros dos años de Gobierno.

El candidato presidencial que habló poco más de una hora cosechó aplausos entre los empresarios cuando deslizó críticas al Gobierno y habló de terminar con “los bolsones de corrupción”, aunque dejó algunas en otros sectores. “Siempre dice todo lo que va a hacer, pero nunca cómo lo hará. Y recibirá un déficit fiscal del 7 por ciento”, deslizó un referente del sector bancario.

Con todo, pocas semanas antes de las elecciones la diversidad se hará presente una vez más en los almuerzos del Cicyp. Será el turno del candidato presidencial por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, de dirigirse a los empresarios argentinos ya casi en la recta final en que los argentinos decidan cuál será su próximo mandatario.

macri empresarios2

Fuente: Infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario