Buenos Aires, 25/09/2017, edición Nº 1776

Macri habría ido a una sesión de espiritismo por malas energías

El líder del PRO habría ido a ver a la vidente ecuatoriana Shirley Barahona por la insistencia de su consultor en comunicación Jaime Durán Barba.

(CABA) Según diario Crónica, en las últimas horas, el líder del PRO Mauricio Macri habría ido a ver a Shirley Barahona, vidente ecuatoriana, para eliminar malas energías y trabajos de brujería.

Si bien “convencerlo no fue fácil”, indicó a modo de infidencia uno de los jóvenes asesores que participan en el reducido círculo de campaña del PRO, la insistencia de su consultor en comunicación Jaime Durán Barba, para que lo haga “fue fundamental a la hora de tomar la decisión”.

Es que desde hace unas semanas, tras los resultados de Santa Fe y la segunda vuelta en Capital, el consultor ecuatoriano insistía al interior del comando de campaña PRO con que “a Mauricio le hicieron un trabajo”.

La idea fija que tenía el ecuatoriano tiene que ver con los augurios que le habría realizado hace cuatro años la reconocida vidente ecuatoriana, fallecida en 2013, Angelina La Guga Ayala, sobre que en las próximas elecciones de importancia que disputara el consutlor “debería limpiar a su candidato de malos espíritus”.

Los primeros nombres que surgieron para realizar una sesión de consulta fueron de reconocidas espiritistas y brujas argentinas. Entre ellos, se barajaron los de la astróloga y tarotista Jimena La Torre, y la reconocida parapsicóloga y astróloga Azucena Agüero Blanch, recordada por realizar “limpiezas” de espíritus y hacer sesiones de “iluminación” al ex presidente Carlos Menem.

Sin embargo, con el objetivo de evitar cualquier tipo de filtración, Durán Barba por recomendación de allegados de su país de origen, acudió a su compatriota la reconocida vidente de la farándula ecuatoriana, Shirley Barahona, quien realizó la sesión a distancia con elementos personales del jefe de Gobierno, que se encargó de enviarle personalmente el consultor.

macri 1

Comentarios

Ingresa tu comentario