Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

Macri dio contratos por casi $1400 millones a su amigo Nicolás Caputo

Casi $ 70 millones se hicieron con carácter de "urgencia" y "contratación directa" a su constructora. En su Declaración Jurada el líder del PRO reportó un préstamo personal de $ 18,5 millones.

Por Leandro Renou

(CABA) La publicación, semanas atrás, de la Declaración Jurada de Mauricio Macri abrió una especie de caja de Pandora que dejó a la vista de todos un vínculo que ya se conocía en los núcleos de poder: la conexión directa y los negocios presuntamente compartidos con su amigo de la niñez y titular de la constructora más beneficiada en el ámbito porteño, Nicolás Caputo, informa hoy en su portada el diario Tiempo Argentino.

Los $18,5 millones que el candidato a presidente de Cambiemos reflejó ante la Oficina Anticorrupción como un préstamo a Caputo, generaron dudas respecto a su origen, pero incluso en su círculo íntimo hay fuertes sospechas de que no se trató de dinero de un crédito, sino una pantalla para ocultar otros fines.

Es que Caputo no parece necesitar dinero y mucho menos del que podría prestarle Macri. Si se observa la documentación que pone blanco sobre negro a los contratos de obras en la Capital, surge que entre el año 2008 y la actualidad, el líder del PRO-Cambiemos ya le cedió a “Nicky” -tal el sobrenombre de Caputo para sus amigos- casi $ 1400 millones. Una parte importante de ese monto se hizo además con contratación directa y de urgencia, al estilo de los beneficios que percibió la empresa de Fernando Niembro, un caso que develó en Tiempo el periodista Nicolás Eisler.

El primer dato fuerte y más reciente son los $ 61.008.301 que Caputo recibió entre 2014 y 2015 en carácter de “Contratos de Urgencia“, que se sustentan en el Decreto 556, el mismo utilizado en el caso Niembro. Ese articulado lo que busca es ocultar el verdadero uso que tienen los fondos destinados.

De ese total, llama la atención la supuesta “urgencia“: por caso, se le pagaron a la empresa de Caputo $ 9.341.578 en “Mantenimiento del Centro Cultural San Martín“; $ 42.702.177 para el “Mantenimiento de Espacios Verdes”; y $ 7.426.748 en “Mantenimiento Integral del Microcentro“, tareas que a todas luces no revisten carácter urgente.

En la otra esquina, sí se pagó un monto muy menor (poco más de un millón y medio) para “Reparación de Escuelas y Servicios Técnicos“. Las contrataciones de urgencia representan casi el 5% del total que Macri le dio a Caputo en concepto de contratos.

Cabe destacar además que la firma del que algunos llaman “el jefe de Gabinete de Macri en las sombras” cobró por tareas de mantenimiento y servicio técnico, dos tareas que hasta hace un tiempo no parecían ser específicas de esa compañía, que básicamente es constructora. Justamente en ese ítem incluyó el mantenimiento en hospitales, Metrobus y Espacio Público por valor de $ 836.262.680, monto que equivale al 60% de los casi $ 1500 millones totales. Lo cierto es que detrás de esos trabajos está SES. S.A., firma en la cual Caputo tiene mayoría accionaria y mediante la que blanqueó estos contratos.

Fuentes acostumbradas a los avatares de la obra pública en la Ciudad, confiaron además que dentro de los montos aquí publicados no se incluyen los dineros cobrados por Caputo en Uniones Transitorias de Empresas (UTE), para distintos trabajos. De hecho, en el caso del mantenimiento eléctrico ha tenido asociaciones con otra firma muy beneficiada, como Mantelectric.

Otro punto extraño son los $ 7.198.312 que se le pagaron en contratación directa por el edificio principal de la Usina del Arte. Y hay más: en los registros de la propia Ciudad figuran $ 7.778.014 que se le pagaron a Caputo, pero no se especifica en concepto de qué, para qué, y bajo que modalidad de contratación.

Más que una gota de agua en el desierto

Toda la documentación aquí exhibida configura un acercamiento a la relación real entre Macri y Caputo, y además comprueba que la metodología utilizada en el caso Niembro no era una gota de agua en el desierto. Sino más bien un modus operandi de la gestión de Cambiemos en la Ciudad. Por esta razón, generan dudas los datos de Macri en su Declaración Jurada. Cabe destacar que en el caso de Caputo, los supuestos préstamos personales dados por Macri empezaron siendo de $ 9 millones y duplicaron su valor en menos de un año. En paralelo, el empresario y amigo del líder PRO, también es el contratista más beneficiado connegocios de fachada presuntamente legal. Si se observan los contratos obtenidos por Caputo vía Licitación Pública, ha recibido entre 2008 y hoy más de $ 1000 millones por trabajos como el Bajo Nivel de la calle Besares, el Donado, Iberá, y el Cine 25 de Mayo.

También por mantenimiento de los Hospitales Tornú, Ramos Mejía y Lugano; Readecuación del Edificio del Parque Lezama; y Obras en la Villa Olímpica y sedes deportivas. Más allá de los números gruesos, la influencia de Caputo en la obra es sólo un dato de la injerencia real que tiene en las decisiones políticas y de negocios del partido PRO (Ver aparte). Los flujos de dinero de Macri a él y viceversa, son pistas que pueden derivar en lecturas más profundas, que hasta el momento no se han planteado en el seno de la justicia.

caputo

Fuente: Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario