Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Luminarias LED bajaron el consumo eléctrico

De la Ciudad.

El recambio de luminaria permitió ahorrar hasta un 40% de consumo eléctrico de la Ciudad.

LED

(CABA) El plan de eficiencia energética de alumbrado público con tecnología LED telegestionada que lleva adelante desde el 2013 la Ciudad confirmó una reducción del consumo energético del 40 por ciento y superó, de este modo, las expectativas previstas.

Este año continuará la implementación del Plan de Alumbrado Público del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que prevé cambiar el 72 % de las luminarias públicas a luces LED. Para fines de 2015, habrá 91.000 lámparas LED en las calles y parques porteños.

La Ciudad tiene unas 126.000 luminarias distribuidas en todo el espacio público; en su mayoría, lámparas de sodio de alta presión (SAP).

El nuevo plan proyecta reconvertir 91.000 de esas luminarias a tecnología LED. A diciembre de 2013 se cambiaron 14.217 y para diciembre de 2014 está previsto que esa cifra se eleve a 55.000.

La licitación fue adjudicada a la empresa Philips, que es la encargada de proveer de nuevas luminarias a toda la ciudad, y es la licitación con mayor cantidad de luminarias LED que hasta el momento se haya otorgado a nivel global.

diapo2

La luz blanca de la iluminación LED favorece el reconocimiento facial y la correcta percepción de los colores, no solo a simple vista, sino incluso en las cámaras de video vigilancia, lo que refuerza la prevención del delito.

Semáforos con tecnología LED

La tecnología LED se sumó también al Sistema Inteligente de Tránsito. Como las ópticas son más visibles, los conductores pueden divisar el color del semáforo a mayor distancia; esto le otorga un tiempo mayor para realizar las maniobras

Es por eso que durante el 2012 y 2013 se cambiaron a LED las ópticas de todos los cruces con semáforos peatonales de cuenta regresiva. Es decir, 470 cruces.

Hoy, el 87% de los 3.741 cruces de la Ciudad poseen esta tecnología y, para fines de 2014, el 100 % de los cruces tendrá ópticas LED.

Mientras que un semáforo con lámpara incandescente gasta entre 70 y 100 watts por hora, los semáforos a LED sólo utilizan entre 8 y 10 watts de potencia, lo que redunda en un ahorro del consumo de energía y de dióxido de carbono equivalente.

Además, estas ópticas requieren mucho menos mantenimiento y recambio, ya que su vida útil es muy superior. Las lámparas incandescentes tienen una duración de 8.000 horas cada una y las halógenas de 1.000 horas cada una; las de LED alcanzan las 30.000 horas.

Principales beneficios de la tecnología LED en el alumbrado público

• Genera un ahorro de energía superior al 40% en comparación con las tecnologías convencionales. El ahorro total de energía del sistema puede llegar hasta el 80%.

• Mayor eficiencia debido a una mayor vida útil, un menor consumo, un bajo costo de mantenimiento y un mayor poder lumínico.

• Contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

• Ofrece una luz potente y focalizada, a diferencia de los globos convencionales que emiten una luz más difusa.

• Capacidad de control superior sobre la intensidad de la iluminación.

• El LED en el alumbrado público ofrece una mejor visibilidad de los peatones y del tráfico, así como la reducción de la contaminación de luz.

• Los controles inteligentes permiten al LED cambiar dinámicamente la iluminación y adaptarse a las condiciones del ambiente.

• Pueden tener una vida útil de 100.000 horas o más.

• La tecnología LED en el alumbrado público reduce el costo de mantenimiento al menos en un 30 por ciento.

• La vida útil de las Luminarias LED adjudicadas y de los drivers utilizados en el sistema sobrepasan las 100.000 horas, lo que equivale a más de 20 años.

Este año continuará la implementación del Plan de Alumbrado Público del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que prevé cambiar el 72 % de las luminarias públicas a luces LED. Para fines de 2015, habrá 91.000 lámparas LED en las calles y parques porteños.

La Ciudad tiene unas 126.000 luminarias distribuidas en todo el espacio público; en su mayoría, lámparas de sodio de alta presión (SAP).

El nuevo plan proyecta reconvertir 91.000 de esas luminarias a tecnología LED. A diciembre de 2013 se cambiaron 14.217 y para diciembre de 2014 está previsto que esa cifra se eleve a 55.000.

La licitación fue adjudicada a la empresa Philips, que es la encargada de proveer de nuevas luminarias a toda la ciudad, y es la licitación con mayor cantidad de luminarias LED que hasta el momento se haya otorgado a nivel global.

Resultados obtenidos hasta el momento

Durante el periodo comprendido entre julio 2013 y febrero 2014 se reemplazaron 15.000 luminarias de sodio por LED. Según los datos que surgen del sistema de telegestión, la medida generó un ahorro de energía promedio del 40% respecto de la situación previa al proyecto.

El ahorro acumulado en el periodo indicado fue 2,73 GWh durante el periodo julio 2013 – febrero 2014.

Gracias al recambio, en el mes de diciembre de 2013 se registró una reducción de 439 MWh. Esto equivale a un ahorro promedio por lámpara reemplazada de aproximadamente 92W.

Además, en diciembre de 2013, durante la emergencia eléctrica decretada por el gobierno porteño para reducir la demanda del sistema eléctrico nacional, se implementó, en todo el parque de luminarias LED telegestionadas instaladas hasta ese momento, un programa de dimerización que logró reducir el consumo promedio diario del alumbrado en un 30%. Esta reducción se enfocó principalmente en las avenidas teniendo en cuenta los horarios de menor flujo vehicular y resguardando los niveles luminotécnicos recomendados.

Sistema de telegestión

El sistema permite controlar todas las luminarias LED telegestionadas de la ciudad desde un tablero de control centralizado, pudiendo regular la potencia de la luz y detectar las luminarias que no funcionan o que quedan prendidas durante el día. Esto hará que el ahorro sea mayor.

Uno de los mayores beneficios de la iluminación LED es la posibilidad de ser controlada en forma remota.

La plataforma de telegestión permite monitorear cada punto de luz de la red de manera individual, para lograr un óptimo funcionamiento de cada luminaria y programar posibles reemplazos o futuras tareas de mantenimiento.

Esta tecnología posibilita la programación de encendido, apagado y atenuación de los niveles de iluminación adecuados según las necesidades específicas, lo que disminuye drásticamente el consumo de energía. Además, contribuye a evitar:

• Puntos de luz o Calles Apagadas

• Lámparas Apagadas o Intermitentes en la Noche

• Fallas Eléctricas, Cortos Circuitos.

Además permite:

• Encendido y Apagado Remoto para Mantenimiento

• Ahorros importantes en mantenimiento: combustibles, tiempo de operadores, reparaciones, etc.

• Las fallas en la red de alumbrado se detectan y corrigen muy rápidamente, todo se realiza en tiempo real inclusive en los casos en que el ciudadano llame para reportar la falla.

• Medición remota de voltaje, corriente y potencia del circuito para verificar su correcto funcionamiento

Adicionalmente a las ventajas mencionadas el dispositivo permite la dimerización del alumbrado. De esta manera es posible adecuar el nivel de iluminación en los horarios de menor flujo o tránsito vehicular y reducir así significativamente el consumo de energía en esas bandas horarias. Esta solución puede generar hasta un 70% de ahorro de energía.

Principales características de la tecnología LED

Un LED -Light-Emitting Diode- diodo emisor de luz, también “diodo luminoso”, es un diodo semiconductor que emite luz. Se usan como indicadores en muchos dispositivos y en iluminación. Fue creada en 1962 y ha evolucionado de tal forma que los dispositivos actuales emiten luz de alto brillo en el espectro infrarrojo, visible y ultravioleta.

La tecnología LED está evolucionando mucho más rápido que cualquier otra tecnología de iluminación.

Mientras que los tubos fluorescentes han duplicado la eficiencia desde 1950, el LED blanco ha incrementado su eficiencia por un factor de diez desde el año 2000.

El LED de hoy se encuentra entre las fuentes de luz más eficientes disponibles, pero en un futuro próximo alcanzará mucho más eficiencia que cualquier otra tecnología convencional.

Características de la luces que se colocarán en Buenos Aires

• El Programa de Eficiencia Energética en el Alumbrado Público de la Ciudad de Buenos Aires contempla la utilización de lámparas LED de 110 W y 225 W para una tensión de alimentación de 220 V.

• Esta línea de luminarias está especialmente diseñada para iluminación vial, y según lo indicado por el fabricante, permite lograr ahorros de energía de hasta el 50% respecto la tecnología de sodio convencional. Su eficacia luminosa se encuentra en valores de entre 90 y 110 lm/W.

• La temperatura de color es de 6.500°K y presenta un índice de reproducción cromática mayor a 70 superando así ampliamente en este aspecto a la tecnología de sodio que ronda los 40.

• Las luces tienen un conjunto óptico compuesto por un sistema modular de placas porta LEDs, que facilita su reemplazo en caso de falla o al cabo de su vida útil, sin necesidad de reemplazar la luminaria.

• El driver está incluido en la luminaria, sin embargo también dispone de un fácil acceso para su mantenimiento.

La tecnología LED en otras ciudades

Varias ciudades del mundo están implementando la instalación y reconversión de luminarias LED en su sistema de alumbrado público, con el fin de convertirse en ciudades más sustentables y más eficientes energéticamente. Entre estas ciudades podemos mencionar a Los Ángeles, Boston, Sidney, Londres, entre otras.

Con la implementación del Nuevo Plan de Alumbrado Público, la ciudad de Buenos Aires se suma a esta tendencia mundial convirtiéndose en la ciudad con más luminarias LED en el modo y proceso de reconversión más rápido.

Comentarios

Ingresa tu comentario