Luego de un paro médico enviarán más policías a hospitales

Los profesionales realizaron una huelga de 24 horas; la Ciudad dijo que aumentará la custodia y hará más seguras las guardias

(CABA) Ayer, los profesionales concretaran un paro total -sólo atendieron los servicios de urgencia y guardia- en los 34 centros de salud estatal para reclamar que la Policía Federal custodie los pasillos de los nosocomios para contrarrestar los hechos diarios de violencia. Como consecuencia de la medida, autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño y de la Jefatura de Gabinete local acordaron, junto con los representantes de los médicos, “incrementar la presencia policial”. Además, el próximo martes se incorporará el Ministerio de Salud a las reuniones para realizar reformas en las guardias y hacerlas más seguras, informó el presidente de la Asociación de Médicos Municipales (AMM), Jorge Gilardi.

Los problemas comenzaron en 2011, cuando la entonces ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, decidió retirar a los efectivos de la Policía Federal de los hospitales porteños, entre otros establecimientos públicos del distrito.

Los ataques por los que a menudo atraviesan médicos y enfermeros tuvieron su punto álgido el pasado sábado cuando un hombre atacó con un caño a los profesionales que estaban en la guardia del hospital Fernández, en el barrio de Palermo, lastimó a un par de ellos y rompió algunas ambulancias. “Vivimos y trabajamos así, desprotegidos. Somos totalmente vulnerables. Y esto viene pasando todos los días en las guardias”, relató entonces Jimena Roca, la médica que sufrió cortes y traumatismos por la agresión.

A raíz de este suceso, la AMM, que agrupa unos 13.000 afiliados, convocó la medida de fuerza de ayer para reclamar mayor seguridad. El único movimiento que se observó en los hospitales fue en las salas de guardia. Los consultorios externos y de estudios permanecieron en un irreconocible silencio. NT