Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

“Lucas bajó del tren vivo, lastimado y muy shockeado”

Así lo aseguró la mamá del joven de 20 años que aún continúa desaparecido a dos días de la tragedia ferroviaria en Once. Un testigo le confió que lo vio momentos después del choque en la estación. El padre agradeció a las fuerzas de seguridad por la búsqueda de su hijo. María Luján y Paolo están angustiados. Desde hace dos días buscan incansablemente a su hijo Lucas Menghini Rey, de...

Así lo aseguró la mamá del joven de 20 años que aún continúa desaparecido a dos días de la tragedia ferroviaria en Once. Un testigo le confió que lo vio momentos después del choque en la estación. El padre agradeció a las fuerzas de seguridad por la búsqueda de su hijo.

20120224-100311.jpg

María Luján y Paolo están angustiados. Desde hace dos días buscan incansablemente a su hijo Lucas Menghini Rey, de 20 años, quien tomó el tren que chocó en Once y dejó 50 muertos. El joven no aparece en las listas de heridos ni es uno del medio centenar de fallecidos.

Sigue la búsqueda intensa de Lucas

No obstante, la familia del chico de la localidad de San Antonio de Padua no pierde las esperanzas de encontrarlo con vida, ya que hay testigos que afirman haberlo visto en la estación de Balvanera tras la tragedia.

Lucas Menghini Rey.

“Hablé con alguien que lo vio a Lucas bajar vivo, con un cuello ortopédico, lastimado y muy shockeado. Calculo que lo deben haber dopado y por eso no pueda decir su nombre”, dijo esta mañana la mamá en declaraciones radiales y aseguró que confía en el relato porque la persona que se lo contó mantiene contacto con ella y “no se borró”.

Lucas tiene 20 años, rulos, ojos marrones, tez blanca y 1.67 de alto. El miércoles se tomó el tren como todas las mañanas para ir a su trabajo, un call center cerca de Once. Ese día vestía un pantalón negro, una remera verde agua y zapatillas celestes. El número para aportar datos sobre su paradero es 4458-0146.

“Hasta que Lucas no aparezca no vamos a dejar de buscarlo y les pido a todos que nadie deje de hacerlo porque nadie desaparece”, sostuvo María Luján quien destacó además el accionar del Estado. “Estamos acompañados por el Gobierno Nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires, lo que nos permitió ampliar el rango en la búsqueda en los hospitales a cualquier pibe de entre 18 o 25 años que haya ingresado a un centro médico”.

“Manejamos todas las posibilidades y de hecho agradecemos mucho el trabajo de las fuerzas de seguridad, que se está haciendo en todos los sentidos”, dijo, por su lado, Paolo Menghini, el padre del joven.

Comentarios

Ingresa tu comentario