Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Lousteau: “Tuvimos una devaluación que implicó una caída del salario real”

Tras la sesión informativa del Jefe de Gabinete de Ministros, el Diputado por UNEN señaló que pasados “dos meses de inflación bien calculada” es necesario estudiar y calcular la pobreza e indigencia del país. (CABA) Lousteau señaló que luego de los ajustes en el INDEC, ahora es necesario tomar esos datos y “calcular la pobreza y la indigencia en la Argentina”. “La pobreza abarca a 28% de la población, 11,7...

generaciones-Terragno-Lousteau-presentacionEMILIANA-MIGUELEZ_CLAIMA20130630_0040_14

Tras la sesión informativa del Jefe de Gabinete de Ministros, el Diputado por UNEN señaló que pasados “dos meses de inflación bien calculada” es necesario estudiar y calcular la pobreza e indigencia del país.

(CABA) Lousteau señaló que luego de los ajustes en el INDEC, ahora es necesario tomar esos datos y “calcular la pobreza y la indigencia en la Argentina”. “La pobreza abarca a 28% de la población, 11,7 millones de personas, y la indigencia a 11%, 4,5 millones de personas”.

Según su análisis, “ambas cifras vienen creciendo. A mí me sorprende que justo cuando le estamos por poner el cascabel al gato en materia de medición de la inflación, no usemos el IPC nacional para medir las canastas básicas”. “Si uno se arroga el mérito del crecimiento económico de todo este tiempo, tiene que decir, también, ‘muchachos, la inflación es, por lo menos en gran medida, mi culpa, mi responsabilidad”, refirió al respecto.

“En 2013, el sistema financiero ganó $ 14.000 millones. En enero tuvimos una devaluación que implicó una caída del salario real. Pero para el sistema financiero fue extremadamente beneficiosa, porque recién se obligó a los bancos a vender sus posiciones en moneda extranjera después de la devaluación y, con esto, el sistema financiero ganó $ 9.700 millones en un mes, el 70% de las ganancias del año anterior. Es la primera vez que ocurra en la Argentina que, tras una devaluación, el sistema financiero se quede con una ganancia de esa magnitud. La pregunta es ¿Por qué el orden fue primero devaluar y después tomar la medida que comenté sobre los bancos?”, se preguntó el legislador.

“Lo que más me preocupa es que las mediciones de pobreza e indigencia sólo tienen en cuenta los ingresos monetarios de los hogares y no las políticas públicas de inversión en infraestructura, entre otras. Me llama la atención porque cuando yo medía estas cosas en la década del ’90 y me peleaba con la que los medían desde el Gobierno, cuando empezaron a subir la pobreza y la indigencia el menemismo también intentó meter transferencias en especie, es decir, servicios y bienes del Estado adentro del ingreso de la gente para poder enmascarar la pobreza y la indigencia”, finalizó Lousteau.

Comentarios

Ingresa tu comentario