Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

Lousteau: “El PRO me ofreció cargos, yo quiero ser una alternativa”

Lousteau buscó diferenciarse del macrismo, al que acusó de armar una campaña en su contra. Ayer estuvo en el Rivadavia de Flores, con su candidato comunal Alejandro Caracciolo.

(CABA) Esta vez ningún candidato a gobernar la Ciudad cerró la campaña electoral con un acto a la vieja usanza, con escenario, bombos, discurso. Todos -al menos los tres que tienen posibilidades-optaron por la caminata y el contacto “directo” con la “gente”. En el caso del líder de ECO, Martín Lousteau, el punto neurálgico de su recorrida fue la calle que corta la ciudad de Buenos Aires por la mitad, la Avenida Rivadavia. Aunque por la mañana empezó con una visita al barrio Inta (ex villa 19), luego se trasladó a la Plaza Flores y a partir de allí se dedicó a caminar por Rivadavia hacia el centro, deteniéndose cada tanto en las esquinas en las que su coalición había montado mesas, saludando afectuosamente a los “vecinos” que se acercaban, que en el caso del ex ministro de Economía eran en su mayoría mujeres de mediana edad.

Por lo bajo, en el entorno del candidato tenían cierta preocupación por las “denuncias”, a las que calificaron de “operetas”, que circularon las últimas semanas, vinculadas a los orígenes de la financiación de la campaña de ECO. “No sabemos cuánto nos afectó esto”, se quejaba un legislador porteño del círculo íntimo de Lousteau; “el domingo nos vamos a dar cuenta”. En la charla con los periodistas que el propio ex ministro dio al final de su recorrida trató de ser enfático. “Son todas operaciones mediáticas”, dijo, y evitó detalles, consignó Tiempo Argentino.

lousteau flores

Alrededor de las 17, Lousteau, a quien respaldan el radicalismo y la Coalición Cívica, aliados de Mauricio Macri a nivel nacional, llegó al punto final de su caminata, en una esquina emblemática de Almagro, Medrano y Rivadavia. Allí repitió la rutina que había realizado en otras esquinas: se acercó a las mesa de ECO, a metros de la puerta de la histórica confitería Las Violetas; saludó a los militantes que repartían folletos; se abrazó con algunas señoras que pasaban y -muy modernas- se sacaban selfies con el diputado nacional con sus propios celulares.

Luego, el candidato invitó a un nutrido grupo de periodistas a una improvisada conferencia de prensa, parado delante de una de las vidrieras de la confitería. “No nos hicieron una denuncia sino cinco -chicaneó-. La última fue la que le hicieron a Maximiliano Ferraro (legislador de la Coalición Cívica). Inventaron que un empleado de la Legislatura que era de planta y está acusado por contrabando de drogas era ‘su’ empleado”. “Nuestro financiamiento de campaña está clarísimo”, remarcó el líder de ECO. “Hacen denuncias sin pruebas. Por qué no nos llamaron para mostrarnos las pruebas. Por qué no las llevan a la justicia”, se preguntó. “Ahora el ciudadano decidirá a quién creerle”, dijo.

-¿Circuló la versión de que habría un acuerdo con el macrismo para que usted se baje si hay balotaje?
-No es así. Vamos a ir al balotaje y a debatir un montón cosas que el PRO no quiere debatir. Hay otra operación del macrismo ahora, vía mail: les están diciendo a sus votantes que respalden a (Horacio) Rodríguez Larreta porque yo al final voy a ser ministro de ellos. El PRO me ofreció ser cabeza de la lista de diputados nacionales, candidato a senador en 2013, y vicejefe de la Ciudad en esta ocasión. Nosotros queremos ser una alternativa.

-Si ECO consigue más votos el domingo que en las PASO, ¿De dónde vendrían?
-Los votos no son de nadie, así que pensamos que pueden venir de muchos lugares distintos. Si pasamos al balotaje vamos a seguir diciendo lo mismo que ahora. Vamos a poner temas en la agenda pública que ahora no están. Y, como dije, los votantes no son de nadie. Creemos que la sociedad elige por sí misma.

(Fuente consultada Infonews).

Comentarios

Ingresa tu comentario