Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Lousteau desplazó al kirchnerismo del trono opositor porteño

El líder de de ECO achicó la diferencia con Larreta de 20 puntos a 4 y terminó de relegar al kirchnerismo a un lejano tercer puesto en el escenario.

(CABA) Batacazo. Segundo puesto con demasiado sabor a triunfo. Martín Lousteau quedó ayer a menos de cuatro puntos del macrista Horacio Rodríguez Larreta en el ballottage por la jefatura de gobierno porteño, se consagró referente de la segunda fuerza de la ciudad de Buenos Aires y terminó de relegar al kirchnerismo a un lejano tercer puesto en el escenario.

Además, asestó un golpe inesperado al proyecto presidencial de Mauricio Macri, que competirá en las PASO dentro de apenas tres semanas, justamente, con los socios de Lousteau en la ciudad: la UCR y la Coalición Cívica.

“En el fútbol el partido termina con el resultado. En las elecciones, el partido empieza con el resultado”, había graficado el propio Lousteau por la mañana, antes de conocer los resultados electorales y mostrándose muy cauto como lo hizo durante toda la campaña.

Finalmente, la realidad lo sorprendió, incluso por encima de sus cálculos más optimistas. En dos semanas achicó la diferencia con Rodríguez Larreta de 20 puntos a casi 4, cuando todas las encuestas lo ubicaban a alrededor de 10 de distancia de su rival.

Además, ECO pulverizó ayer la diferencia de 30 y 20 puntos que Pro le había sacado al FPV en los ballottages que se dieron durante 2011 y 2007, respectivamente. El estrecho margen entre el ganador y el perdedor no tiene antecedentes en la corta historia de la segunda vuelta en la ciudad. En 2003 Aníbal Ibarra le ganó el ballottage a Macri por 8 puntos.

Lousteau encaró la elección con un objetivo claro: desplazar al kirchnerismo del trono opositor porteño que ocupaba desde 2003 y disputar el ballotage con Pro. Lo cumplió con creces, pero ahora tiene por delante otros desafíos políticos que le esperan.

La gran incógnita es cómo impactará el éxito de Lousteau en los comicios de ayer en la alianza opositora Cambiemos, el frente que el radicalismo y la Coalición Cívica comparten con Pro a nivel nacional de cara a las elecciones generales de octubre.

Por lo pronto, la cosecha electoral de Lousteau es más amplia de lo esperado. Y lo deja en una posición de fuerza para encarar los desafíos que le esperan, tan o más complejos que el que superó ayer. El primero, será darle densidad y futuro al lugar en el que lo ubicaron los números de la ciudad.

“Quedó más que claro que Martín no sólo es un gran candidato, sino que tiene todas las condiciones para ocupar un lugar preponderante en la política de la ciudad”, analizó anoche ante LA NACION un experimentado radical que acompaña a Lousteau desde 2013.

La candidatura de Lousteau se construyó sobre el aparato de la UCR porteña y el resultado electoral de ayer fue fruto de ese respaldo de la estructura partidaria del radicalismo porteño. Envalentonado por el resultado, el partido ECO aspira ahora a que la muy buena elección de Lousteau (y sobre todo el desplazamiento del kirchnerismo) se convierta en el cimiento de la resurrección del radicalismo en la ciudad.

Más allá del resultado de ayer, el potencial de Lousteau como líder de la oposición deberá superar un reto crucial: mantener vigencia e influencia en la política porteña sin ocupar cargos en la ciudad que seguirá gobernada por Pro.

No parece fácil. A partir de hoy, Lousteau volverá al silencio y la quietud que envuelven (y envolverán) al Congreso, al menos hasta marzo del año que viene.

Otra clave de su futuro será el desempeño de ECO en la Legislatura porteña, donde será la segunda minoría a partir del 10 de diciembre. Habrá que ver la actitud que tome el bloque radical en acción para medir su poder de fuego. También habrá que ver qué comportamiento tome la Legislatura en el futuro inmediato.

El tiempo dirá si el capital electoral que Lousteau cosechó ayer se convierte en plataforma de un proyecto de poder o se escurre en el laberinto de la erosión.

eco4

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario