Buenos Aires, 23/05/2017

Los zumos infantiles tienen un nivel de azúcar peligrosamente alto

Un estudio advierte que los jugos no se consideren como una de las cinco piezas de fruta recomendadas

(CABA) A medida que padres y madres se conciencian de los males asociados a los refrescos, es más probable que los zumos se generalicen como una alternativa para ofrecer a los hijos. Sin embargo, un grupo de investigadores ha estudiado los zumos para niños que se pueden encontrar en el supermercado y la conclusión es tan tajante como venían advirtiendo algunos especialistas: suponen un problema de exceso de azúcares casi tan grave como el de los refrescos.

El estudio se realizó con zumos envasados y batidos de frutas que se pueden encontrar en cualquier supermercado del Reino Unido: “Los azúcares contenidos en las bebidas de frutas comercializadas para niños son inaceptablemente altos”, concluyen. Y añaden: “Los fabricantes deben dejar de añadir azúcares y calorías innecesarias a sus bebidas”.

Realizado por científicos de las universidades de Londres y Liverpool y publicado por BMJ Open, en este trabajo se analizó el contenido de 203 bebidas infantiles de tres tipos: zumos de fruta 100% natural, bebidas basadas en alguna proporción de zumo y los llamados smoothies (batidos de fruta, que suelen incluir lácteos). El 42% de todas estas bebidas, que estaban etiquetadas para niños, contenían una cantidad de azúcares que iguala o supera la cantidad total que los críos de entre 4 y 6 años deben consumir a lo largo de un día. Y el 63% contenían la mitad de esa dosis.

Además, la mitad de las bebidas basadas en zumos superaban esta cantidad de azúcares libres, máximos responsables de las caries y muy importantes en el sobrepeso y el riesgo de diabetes. De media, eran los smoothies los que más azúcar contenían. Pero es que los zumos 100% naturales no son ajenos a este problema: contienen la mitad de la cantidad total de azúcar que debería tomarse en un solo día.

“Un zumo casero tiene el mismo azúcar que un refresco de cola”, advierte Julio Basulto, dietista-nutricionista ajeno a este estudio que considera “muy urgente y muy necesario”. Basulto coincide en que las familias cada vez más van a recurrir a los zumos como alternativa a los refrescos: “La OMS advierte de que un excesivo consumo de zumos se asocia a un aumento de riesgo de padecer obesidad”, avisa. El problema, señala este especialista, es considerar un zumo como una pieza de fruta más. “Metabólicamente no tiene nada que ver. La fruta hay que masticarla”, asegura. NT

 

Comentarios

Ingresa tu comentario