Buenos Aires, 28/05/2017

Vecinos de Vicente López se oponen a la demolición de una casona histórica

La propiedad tiene 103 años de antigüedad. Harían allí un edificio de seis pisos.

(PBA) Es la casona en pie más famosa de la calle Aristóbulo del Valle y tal vez una de las más conocidas de todo Vicente López. Construida en 1913, supo ser la edificación más alta de esa zona y por eso los vecinos podían subir hasta su torre de múltiples ventanas y elevar la mirada más allá de la Avenida Maipú, entre su frondosa y verde arboleda. Así, se ganó el honorable título de “Primer Observatorio Municipal”. Hoy, a 103 años de su construcción, se encendió una acalorada polémica por su inminente demolición y el aparente destino que tendrá la emblemática esquina: aseguran que allí levantarán un edificio de departamentos de seis pisos –sería el más alto del lugar– con estacionamiento para varios vehículos.

Si bien la propiedad, ubicada en Aristóbulo del Valle 1630, es privada, los vecinos ya juntaron más de 1.000 firmas con la esperanza de evitar que lo tiren abajo y reclaman varias cosas. En primer lugar, que se revea el decreto que modificó la zonificación y permitiría una construcción de esas características. Y en segundo lugar, que la Comuna les muestre a los vecinos un estudio de impacto ambiental antes de que las topadoras comiencen a realizar su ruidoso trabajo. Hoy, la casa está tapiada y aunque todavía está en pie, temen que pronto la tiren abajo.

Daniel Ortíz, vecino y presidente de la Biblioteca Popular Sudestada, ubicada frente a la casona, recuerda que durante varios años la propiedad estuvo sin habitar y sólo contó con el cuidado de un casero que la mantenía iluminada y sin malezas. “A fin de año vimos el cartel de venta y así nos enteramos que era una propiedad privada, porque para nosotros forma parte de nuestro patrimonio cultural barrial. De hecho esta zona es una de las más importantes del Partido y fue declarada de Interés Cultural”, destacó el vecino.

Alrededor de mil personas firmaron un petitorio para impedir las obras, que todavía no tienen fecha de inicio. Por lo bajo, muchos suenan resignados y creen que no será posible frenar lo que se viene. Es más: aseguran que la propiedad fue vendida por sus dueños originales en 500.000 dólares, en noviembre, y al mes (con la ordenanza que permitiría la construcción de un edificio así) fue vendida nuevamente pero al doble de su valor: 1 millón de dólares. “Esto ya estaba todo pensado, querida”, admite otro vecino que prefiere no dar su nombre.

“Este emprendimiento se aprobó en el Concejo Deliberante. Queremos saber los motivos por los cuales se aprobó el proyecto y su aparente incongruencia con la ordenanza número 33414, sancionada en 2014 que declaró a este área de Interés Municipal e integrador de un Polo Cultural Zona”, reclamó Pablo Gayoso, presidente de la Asociación Civil “Amigos del Paseo Cultural Federico García Lorca”.

Esa organización fue la que empezó con las acciones para salvar al ex Observatorio. “Esto va a alterar por completo la fisonomía y el medio ambiente del lugar. Sobrecargará los servicios y traerá dificultades para llevar a cabo los eventos culturales que hoy se hacen en la zona”, agregó Gayoso.

Ortiz coincide: “Esta construcción dejaría sin sustento nuestras actividades barriales. Toda la zona del bulevar sur de Aristóbulo del Valle, seis domingos al año (por ordenanza municipal) se ganó el derecho de cerrar el tránsito para poder realizar actividades culturales. Acá los chicos juegan en la calle sin temor a que les pase nada y ahora vamos a tener una cochera con entrada y salida de vehículos de manera constante”, reclamó. NR

casona vicente lopez

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario