Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Los Subtes dejarán de recibir subsidios de Nación en 2013

El presupuesto del 2013 no contempla la partida para ese servicio; se trata de $352 millones a los que Macri renunció cuando acordó el traspaso, luego negado. Sin embargo, el escenario parece muy sencillo para el jefe porteño: sólo tendrá que ponerse los pantalones largos y administrar la Ciudad “como cualquier ama de casa, porque a la Ciudad le sobran recursos”, según él mismo aseguró antes de ser elegido jefe...

El presupuesto del 2013 no contempla la partida para ese servicio; se trata de $352 millones a los que Macri renunció cuando acordó el traspaso, luego negado. Sin embargo, el escenario parece muy sencillo para el jefe porteño: sólo tendrá que ponerse los pantalones largos y administrar la Ciudad “como cualquier ama de casa, porque a la Ciudad le sobran recursos”, según él mismo aseguró antes de ser elegido jefe de Gobierno y de los sucesivos impuestazos que implementó en estos años.

macri-parabuenosaires.com

(Ciudad de Buenos Aires) “El 2013 no será un año fácil para al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en lo que refiere al subte”, escribió en el diario La Nación el periodista con catre y caloventor en Bolívar 1.

En medio de idas y vueltas por el traspaso que la Ciudad ahora rechaza, hay algo certero: en el presupuesto del año próximo, que se aprobará próximamente, no se contempla los subsidios de Nación para la Ciudad. Así consigna Ámbito en su edición de hoy.

Al momento de acordar el traspaso de jurisdicción del subte y el Premetro , el entonces secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, había anunciado que la Nación se haría cargo por un año, empezando el 1 de diciembre del 2011, del 50% de los gatos del servicio. Esto implicaba alrededor de 29, 4 millones de pesos mensuales; es decir, 352, 8 millones de pesos anuales.

Fuera del inminente costo del mantenimiento del premetro del que ahora se tendrá que hacer cargo totalmente la administración de la Ciudad, el hecho de que en el presupuesto 2013 no haya partidas para los subsidios del servicio implica que Nación da por concluido el traspaso.

El escenario parece muy sencillo para Macri: tendrá que ponerse los pantalones largos y administrar la Ciudad “como cualquier ama de casa, porque a la Ciudad le sobran recursos”, según él mismo aseguró antes de ser elegido jefe de Gobierno. Además, con los sucesivos y drásticos aumentos de impuestos en el ámbito porteño que impusó el PRO en los últimos años, Macri podrá sortear con toda destreza la situación.

Comentarios

Ingresa tu comentario