Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

Los ruidos afectan a la mayoría de vecinos de grandes ciudades

Una encuesta a habitantes de Buenos Aires, Córdoba y Rosario arrojó que el 79% de los consultados siente vivir en una “población ruidosa”. (CABA) Los ruidos afectan la vida cotidiana de quienes viven en grades ciudades. Así se concluye luego de una encuesta donde, entre otras cosas, el 30% reconoce que le afecta habitualmente su estado de ánimo. Sin embargo, sólo el 6,3% dice que hace algo para evitar la exposición...

Una encuesta a habitantes de Buenos Aires, Córdoba y Rosario arrojó que el 79% de los consultados siente vivir en una “población ruidosa”.

ruidos

(CABA) Los ruidos afectan la vida cotidiana de quienes viven en grades ciudades. Así se concluye luego de una encuesta donde, entre otras cosas, el 30% reconoce que le afecta habitualmente su estado de ánimo. Sin embargo, sólo el 6,3% dice que hace algo para evitar la exposición a los ruidos.

Son datos de una encuesta realizada entre habitantes de Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Se investigó cómo se convive cotidianamente con los ruidos que se escuchan en las casas, la calle y los lugares de trabajo. La calle es donde más se siente el problema de los ruidos (65,5%), seguido por la casa (15%) y el trabajo (13%). La encuesta la realizó la consultora Durán, Tortosa & Asociados para GAES Centros Auditivos, contó Clarín.

“Generalmente, se ha pensado que una sociedad ruidosa es una sociedad viva. Sin embargo, el sonido por encima de determinados decibeles puede generar daños en la salud: reduce progresivamente la audición y contribuye al estrés”, comentó a Clarín Carlos Curet, de la Academia de Ciencias Médicas de Córdoba y profesor de otorrinolaringología de la Universidad Nacional de Córdoba.

El ruido interfiere mucho. El 43% de los encuestados dijo que tiene problemas de concentración por los ruidos durante el día. Lo que más afecta el dormir son los gritos y las voces de la calle (36,4%), los ronquidos de la pareja (25,2%), y la música del vecino (14%). El 48% afirma que el ruido es un condicionante de su descanso nocturno. Pero menos del 2% utiliza tapones para aliviar el impacto de los ruidos.

Durante el día, los ruidos que más molestan son los ladridos de perros (46,8%), los producidos por el tráfico (44,9%), y las obras en construcción (40%). El 26,5% considera que enfrenta un ambiente ruidoso en su trabajo. En esos espacios, los ruidos que más molestan son los que vienen de la calle y las charlas de los compañeros.

Comentarios

Ingresa tu comentario