Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Los problemas y peligros del peatón porteño

Un problema grave.

Según Observatorio Vial Latinoamericano mueren en el país 600 peatones al año y de acuerdo a la Defensoría del Pueblo, 2600 peatones fueron atropellados en la ciudad en 2013. Otra entidad afirmó que fallecen 600 al año en el país. A la imprudencia de los conductores se suma el hábito de no respetar el semáforo.

peatones ciudad

(CABA) Los peatones, es sabido, son los más vulnerables en ese ecosistema que transita sobre el asfalto en dos, cuatro o hasta seis ruedas. El Observatorio Vial Latinoamericano (OVILAM) asegura que por año mueren en el país más de 600 peatones. Según un informe de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los que circulan a pie representan el 45% de las víctimas fatales, muy por delante de los motociclistas (29%), y los automovilistas (19%). Al mismo tiempo, la estadística arrojó que mientras de cada 1000 lesionados que circulaban en auto habían muerto alrededor de diez personas, en la misma proporción de atropellados las víctimas fatales habían sido 15, una señal clara de la vulnerabilidad que tiene el grupo. Durante todo el año pasado, y sólo en la Ciudad, hubo un total de 2652 peatones víctimas (un promedio de siete por día), con 39 fallecidos. Y hoy, que se conmemora el Día de la Seguridad Peatonal, es relevante analizar alguno de los porqué de estas cifras que tienen nombre y apellido. El OVILAM y CESVI Argentina analizaron las conductas en lugares estratégicos de la ciudad y llegaron a conclusiones parecidas.

Los especialistas del CESVI realizaron varias mediciones en distintos puntos porteños y analizaron el comportamiento de más de 6000 peatones y también coincidieron en los resultados con el otro trabajo. Por ejemplo, comprobaron un alto porcentaje de peatones que espera en la calle (24%), que esa falta la cometían en su mayoría mujeres; que el 28% atraviesa la calle cuando no tiene prioridad de paso; y el 18,4% no lo hace por la senda peatonal.

En cuanto a los automovilistas, el dato más alarmante es que el 55,7% de los conductores no respeta la prioridad de paso del peatón. Y el 18,3% no respeta la senda peatonal para detener el vehículo. Esta falta –que en rigor es una infracción de tránsito– también había sido detectada en cantidad por la asociación civil Luchemos por la vida en un 94% entre 1150 situaciones generadas en un estudio de campo realizado durante una semana.

El OVILAM, por otro lado, realizó un estudio no experimental de tipo descriptivo observacional en varios horarios y 21 esquinas porteñas seleccionadas, como Callao y Santa Fe; Triunvirato y Olazabal; Lope de Vega y Francisco Beiró; Alicia Moreau de Justo y Macacha Güemes e Independencia y Santiago del Estero, entre otros. El propósito era identificar comportamientos y actitudes de los peatones y de qué manera influye el entorno (si hay semáforo peatonal y rejas, por ejemplo). En cuanto el “cruzar la calle” se determinó que el 34% de los peatones espera en la calle; y 20,2% no respetó el semáforo y cruzó a destiempo. Pero hay más: “En lugar de mirar el semáforo peatonal, o en su defecto el de tránsito vehicular, los peatones suelen observar si los vehículos que circulan por la arteria a cruzar detienen su marcha o no. Independientemente de si tienen el paso habilitado por el semáforo, los peatones se lanzan al cruce en forma lícita o ilícita moviéndose entre los autos detenidos, en este último caso con el semáforo peatonal inhabilitando su paso, poniendo en riesgo su vida en forma innecesaria. Por lo tanto no es de extrañar que el 11,8% no mire ni el tránsito, ni los semáforos“, concluyó el OVILAM.

El mismo informe da cuenta de que cuando se está en grupo “se sigue al rebaño” y que un 17,6% no se limita a las sendas peatonales o el cruce por las esquinas, sino lo que hace en diagonal o a cualquier altura de la cuadra. También se estableció un porcentaje considerable de peatones que cruza a la carrera o el trote (un 63% cuando no tiene luz habilitada) y que esquiva las rejas colocadas en la ochava para desplazar la gente hacia otro sector. Además se destaca que los denominados “peatones tecnológicos” (los que llevan o utilizan aparatos electrónicos que distraen la atención) representaron el 10,5% del total. El OVILAM advirtió “un mayor respeto del automovilista hacia el peatón en los giros hacia la derecha, (pero) curiosamente los menos respetuosos fueron los choferes de taxis que en su carácter de conductores profesionales deberían dar el ejemplo. También han dado muestras de su apuro irrespetuoso muchos motociclistas“. Además señaló que “no se observaron agentes policiales o de guardia de tránsito que corrigieran o apercibieran a los peatones que mostraban conductas inapropiadas en el cruce de calles o avenidas a excepción del cruce en la zona del Metrobus sobre la Avenida 9 de Julio” y en ese sentido, el trabajo habla de “la sensación de impunidad que tiene el peatón al saber que no sufrirá ninguna multa ni reprimenda complementa dichas conductas temerarias“.

Las recomendaciones para hacer las cosas bien

?El cruce: Cruzar siempre por las esquinas, sendas o puentes peatonales, y respetar semáforos y el resto de las señales de tránsito.

?Rejas: Hacer caso a las rejas de seguridad que se colocan en algunas ochavas, en especial, a las ubicadas en las intersecciones de avenidas. ?En la vereda: No bajar nunca a la calle, ni por lugares inapropiados.

?Los niños: En todos los casos, aun en escuelas ubicadas a mitad de cuadra, los niños y los adultos deben cruzar por las esquinas y los mayores tomarlos de la manos.

?Prohibición: No circular por autopistas o rutas. En caso excepcional, hacerlo en sentido contrario a la circulación vehicular con ropas claras y elementos que permitan a los conductores visualizar con facilidad al peatón.

?Prioridad: Ante el giro de un vehículo, el peatón que cruza tiene prioridad de paso siempre.

?Autos estacionados: No cruzar entre vehículos que estén estacionados o detenidos. Además de estar prohibido, los conductores de cualquier tipo de vehículo podrían no verlos.

?Conexión cero: No utilizar radios, auriculares o teléfonos celulares mientras circulan en la vía pública.

?Responsabilidad: Si se va acompañado por una o más personas no confiar en que el otro mirará para saber si tiene habilitado el paso. Prestar atención siempre uno al semáforo y al tránsito.

?Sin correr: No cruzar a la carrera. Si no hay tiempo suficiente para completar el cruce o el semáforo con cuenta regresiva alerta que existe poco tiempo para hacerlo esperar al próximo ciclo de cruces.

?Paciencia: Aún los semáforos más extensos en tiempo de prohibición de cruce no superan el minuto con 40 segundos.

Fuente consultada: Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario