Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

En los predios y edificios públicos en desuso se harán cárceles

Buscan combatir el hacinamiento por la superpoblación actual

(PBA) Mejor alimentación, salud y educación para los presos de la provincia de Buenos Aires. Mejor cobertura médica y profesionalización de los guardias. Por los menos 8.000 nuevas plazas –a habilitar en los próximos 4 años– como una manera de paliar la superpoblación que se vive en las cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), que absorbe 1.600 presos por año. Dos unidades nuevas, 60 camas para el hospital de Olmos, refuerzo de las investigaciones internas para desarticular las mafias.

Con estos ambiciosos objetivos, el ministro de Justicia de la provincia, Gustavo Ferrari, lanzó en la Legislatura el “Plan de Reforma del Servicio Penitenciario Bonaerense”. “La sociedad argentina tiene que entender que hay que ocuparse de las cárceles. No sólo por una cuestión de derechos de los internos, sino también por un factor directamente relacionado con la seguridad. No queremos más que las cárceles sean universidades del delito”, definió ayer Ferrari, quien compartió una charla con el diario junto al secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón.

Condiciones-Unidad-Penal-Ituzaingo-GBA_CLAIMA20160823_0365_17

El plan tiene objetivos a cumplir en 2016 y en 2017, pero hay otros que, admiten los funcionarios, “sólo se podrán lograr en unos 10 años, con voluntad política y una sostenida política de Estado”, explicó Ferrari quien, pese al reto y a la importante cantidad de metas, es optimista: “Claro que sí, absolutamente sí”, contestó cuando se le planteó si realmente cree que se puede cambiar el SPB. “No vamos a convertirnos en Suecia, claro, pero ya se están haciendo cosas importantes”, completó Cantón.

El plan está estructurado en dos ejes bien diferenciados. Por un lado, las condiciones de habitabilidad, que implican todos los aspectos de la vida de los internos; por otro, el fortalecimiento institucional del SPB. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario