Los peligros que representan las fumigaciones con agroquímicos cerca de centros urbanos

Los peligros que representan las fumigaciones con agroquímicos cerca de centros urbanos

(PBA) En el marco de un encuentro sobre responsabilidad social empresaria y reciclaje, El Federal visitó el anexo de la Honorable Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires, cámara que el 6 de julio le dio media sanción al proyecto de ley del senador Alfonso Coll Areco que pretende autorizar las fumigaciones con agroquímicos a tan solo 10 metros de centros urbanos, el cual no solo ignora el fallo judicial de la Corte Suprema que estableció un mínimo de 1000 metros de distancia, sino también los estudios técnicos y científicos que demuestra el peligro que representan estas fumigaciones.

Allí le preguntó sobre esta situación al Vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires Daniel Salvador, quien decidió contestar explicando el procedimiento de la aprobación de leyes.

El senado le dio media sanción a un proyecto de ley que permite fumigar con agroquímicos como el glifosato a 10 metros de centros urbanos, mientras lo último que estableció la Corte Suprema son 1000 metros. ¿Tenés una opinión formada sobre este tema?
Eso lo estudian las comisiones, ese es el procedimiento de todas las leyes, y después va a la otra cámara que es la revisora, por lo tanto todos los argumentos nuevos o aquellos que no fueron considerados en una cámara es posible que lo sean en la otra, pero es el procedimiento lógico de las leyes y el pronunciamiento de personas que están especializadas que piden los informes y se interiorizan y a partir de ahí se construyen los consensos.

¿Pero estás al tanto de que hay gente que se enferma por las fumigaciones con agroquímicos, sobre todo en el interior?
Conozco el tema y por eso son temas que tienen que dedicarse con toda la información y todas las investigaciones y opiniones de las comisiones para poder dar un pronunciamiento. Ese es el mecanismo que corresponde.

Pero más allá del mecanismo, ¿cuál es su opinión?
No es sólo el mecanismo, es dividir entre la gente que sabe de cada área, la comisión de salud se ocupa de temas relacionados con la salud, lo que puede ser de industria, lo que puede estar con todos los temas de medio ambiente. Quienes definen son los que profundizan y a partir de ahí es como se constituye la opinión.

Claramente hay alguien que tiene que estar especializado, pero si esto perjudicara la salud de los habitantes, ¿usted qué opinaría?
Obviamente, no solo yo, nadie va a votar una ley que perjudique la salud, por lo tanto si hay opiniones en ese sentido seguramente van a ser evaluadas en todos los niveles. Es el propio procedimiento de las leyes y no tomar medidas sin escuchar diferentes opiniones. Y en el armado de la opinión, a estos temas que son tan específicos tienen que darle prioridad a los conocimientos científicos o técnicos.

daniel-salvador

Sobre los conocimientos científicos que estudian el daño a la salud que ocasionan las fumigaciones con agroquímicos, se entrevistó al Dr. Medardo Ávila Vazquez, Médico Pediatra y Neonatólogo, integrante de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, quien atiende a niños con problemas al nacer, ya que en el país 2 de cada 100 niños nacen con problemas neurológicos, cardíacos o síndrome de down, pero en los pueblos fumigados el porcentaje asciende a 6%, es decir:

¿Cuáles son las evidencias del daño a la salud que ocasionan las fumigaciones a menos de 1000 metros?
El Ministerio de Agricultura tanto de las provincias como de la Nación y APRESID (organismos se niegan a debatir públicamente con la Red de Médicos de Pueblos Fumigados) hacen unas prácticas de demostración poniendo unas pastillas hidrosensibles que se colocan a diferentes distancias y luego pasa un mosquito (avioneta) fumigador y tiran agua, entonces la tarjeta hidrosensible cambia de color cuando está en contacto con vapor de agua o humedad. Pero cuando fumigan de verdad no fumigan con agua. Los estudios en donde se le pregunta a la gente que vive en los pueblos, muestran que sienten el olor del veneno, y viven a 5 o 10 cuadras, sienten el gusto en la boca, ardor en los ojos, en la piel. La gente que vive en los primeros 1000 metros (10 cuadras) percibe cuando se está fumigando.

¿Los 1000 metros garantizan que no haya efectos en la salud?
En base a los estudios se considera que la gente que vive dentro de los primeros 1000 metros está expuesta a los agroquímicos, y la que vive más alla no, y hay compaciones que muestran diferencias en el grupo que vive a menos de 10 cuadras del campo que fumigan, con los que viven a más de 10 cuadras.

Para garantizar que no hay impacto en la salud, el veneno no tiene que entrar en contacto con la gente, pero la gente siente el olor, siente que le pican los ojos, la piel, así que obviamente está en contacto, por lo que no se puede fumigar a 10 metros, sabemos que por lo menos son 1000 metros la distancia. Los 1000 metros garantizan bastante, pero también depende de la cantidad de agroquímicos que se utilicen, y en Argentina cada año se usa más cantidad.

¿Se utiliza más porque las malezas tienen más resistencia?
Claro porque la naturaleza se va adaptando. Hay un sistema que no es sustentable, en el sentido de que es una guerra contra la naturaleza, la naturaleza se adapta. Y ese es el gran negocio de las empresas de agrotóxicos, que cada año venden más. Pero visto desde el punto de vista de la salud de la gente cada año están expuestos a mayores cantidades. La cantidad de pesticidas que se tiran por año, por habitante, son 121 kilos. Si consideramos toda la Argentina son 8 kilos por persona.

¿Podés nombrar casos puntuales?
En el barrio cordobés de Ituzaingó quedó demostrado con un juicio. (La Cámara I del Crimen de Córdoba sentenció a tres años de prisión condicional, no efectiva, al agricultor Francisco Parra y al piloto aeroaplicador Edgardo Pancello, encontrados culpables del delito de contaminación ambiental dolosa. Este juicio sentó las bases de una demanda mayor y reconoció la contaminación ambiental producto de la fumigación con agrotóxicos como un delito).

Con respecto a la mortalidad, hicimos un estudio que marca la diferencia de la Ciudad de Córdoba y Carlos Paz, donde no se fumiga y la mortalidad por cáncer se mantiene siempre por debajo del 20%, a diferencia de los pueblos, donde va aumentando.

¿Qué otros estudios hay que puedan mencionarse, que indiquen que no se debe fumigar?
El Ministerio de Salud hizo público un estudio el año pasado. Uno es del CONICET que muestra la concentración de glifosato en los distintos departamentos. También hay un estudio de la provincia de Chaco que compara los casos de cáncer de dos pueblos sojeros, con otros pueblos a donde no llegó la soja.
Es importante mencionar un caso de la provincia de Buenos Aires, dado que justamente ayer, 4 de octubre, el Juzgado de Ejecución Penal de Bahía Blanca, declaró procedente el amparo judicial por fumigaciones con agrotóxicos en las adyacencias de la Escuela Rural Martín Fierro, de Coronel Suarez. NR

agroquimicos

Fuente: El Federal