Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Los pasos que hay que seguir para convertir en e-reader a tu smartphone

Enterate de los tips para poder leer textos desde tu celular en cualquier momento del día.

(CABA) Los smartphones ya son reproductores de música y video, consolas de juegos y hasta oficinas móviles ¿Y por qué no también un lector de libros electrónicos?

Una novela, un apunte universitario o un documento laboral disponible en Word PDF son accesibles desde los teléfonos celulares, lo cual ofrece algunos beneficios.

Los smartphones están siempre en el bolsillo, en cualquier momento y lugar; pesan poco y casi no ocupan espacio (aunque contenga varios libros de 500 páginas); son aptos para personas con discapacidad visual si se usa la opción “salida de voz”; y no necesitan conexión a Internet para leer.

Además, los textos allí se pueden personalizar. Es que estos aparatos permiten adaptar la tipografía, es decir que si la letra es pequeña, se puede modificar desde los ajustes sin inconvenientes.

También se puede leer colocando el smartphone en posición horizontal, que suele ofrecer una experiencia más agradable porque obliga al usuario a afrontar menos saltos de línea, y, en consecuencia, forzar un poco menos la vista.

Y para que el smartphone se convierta en un verdadero e-reader, coviene contar con una de estas apps:

  • Goodreads: nos permite registrar nuestra biblioteca de libros, recibir recomendaciones basadas en los que hemos leído, y una comunidad llena de lectores y autores que interactúan con la excusa de comentar libros.
  • Kindle: su verdadero potencial se encuentra en la gigante biblioteca que respalda a la app, y con Kindle Unlimited es posible leer una biblioteca casi infinita por 9.99€ al mes.
  • Aldiko: es uno de los lectores más personalizables, y con la aplicación podemos leer tanto .epub como .pdf.
  • Moon Reader: con un diseño parecido a un libro “real”, compatibilidad con múltiples formatos.
  • Google Play Reads: contiene millones de libros, las últimas novelas, cómics, libros de texto.

MG

FUENTE CONSULTADA: CLARÍN

Comentarios

Ingresa tu comentario