Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

Los metrodelegados son ahora el sindicato del subte

El Ministerio de Trabajo formalizó la personería otorgada a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP).

(PBA) Ayer, tras más de dos años de negociaciones, quedó oficializado en una resolución del Ministerio de Trabajo el otorgamiento de la personería gremial a los metrodelegados del subte, la medida que más temía la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que hasta ahora tenía la representación legal de los trabajadores.

“Comienza una nueva etapa para todos los empleados del subte, y esperamos que sea menos problemática que la que pasó. La UTA siempre creyó que conducía por derecho divino, pero eso hoy se terminó”, disparó de modo irónico Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp), el gremio que ahora discutirá formalmente las condiciones laborales y salariales para los empleados de Metrovías, la concesionaria de la red de subtes.

Según aseguraron a LA NACION fuertes del ministerio, la resolución firmada por Carlos Tomada se publicará hoy en el Boletín Oficial. La decisión simboliza el avance de un sector más combativo de los gremios después de muchos años de pelear por este reconocimiento.

La resolución implica un fuerte golpe a la UTA, conducida por Roberto Fernández, que perdió el poder que tenía vigente desde 1945, ahora en manos de la Agtsyp.

Pasadas las 17.30 en la sede de los metrodelegados, situada en Carlos Calvo 2365, la comisión ejecutiva del gremio brindó una conferencia de prensa, en la que expresaron su felicidad y gratitud por el reconocimiento, y enviaron algunos mensajes políticos bastante concretos.

Poco antes, se habían reunido con Tomada y hasta posaron juntos en una foto que circuló por el sistema de mensajería WhatsApp, sonrientes y exhibiendo la resolución oficial. No pasa inadvertido que los metrodelegados son aliados al kirchnerismo, mientras que la UTA tuvo sintonía con el macrismo en los últimos años. De cualquier manera, lo cierto es que la Agtsyp acreditó ante Tomada una mayor cantidad de trabajadores del subte afiliados que la UTA.

“La UTA nunca quiso presentar qué cantidad de afiliados tenía, porque fueron unos cobardes. Hacia adelante, nos queda concretar una reunión con Triaca [Jorge, el ministro de Trabajo que acompañará a Mauricio Macri], que ya cuestionó la resolución por la que tanto luchamos”, sostuvo Pianelli.

Fuentes de la cartera laboral indicaron que “se analizaron todas las variables” antes de avalar los números de afiliados presentados por la Agtsyp, que suman más de 2000 empleados del subte porteño.

El gremio, encabezado por Pianelli y Néstor Segovia, delegado de la línea C, tenía hasta ayer la simple inscripción gremial, con menos derechos que la personería, en un contexto en el que sindicatos como los metrodelegados empezaron a multiplicarse.

“No vamos a hacer maniobras dudosas como el gremio que se va, nos vamos a someter a la ley para discutir y firmar paritarias, siempre pensando en los trabajadores. Esto es un logro producto de una lucha incansable”, aseguró Segovia en diálogo con LA NACION, luego de finalizada la conferencia de prensa.

Tras las palabras de los nuevos representantes, fue el turno de los trabajadores que acudieron a la sede. Eufóricos, cantaron: “Un minuto de silencio, para UTA que está muerto”, y muchos de ellos posaron para la foto con los dedos de la mano derecha en forma de V.

Comentarios

Ingresa tu comentario