Buenos Aires, 16/08/2017, edición Nº 2075

Los maridos de Karina Jelinek e Iliana Calabró: dos para triunfar

Jorge Lanata expuso en su primer programa televisivo del año una grave denuncia por supuesto lavado de dinero por parte de personajes de la farándula ligados al empresario Lázaro Baéz,  hombre cercano a Néstor y Cristina Kirchner. (Ciudad de Buenos Aires) En su primera emisión de 2013, el programa Periodismo para Todos, que conduce Jorge Lanata, denunció los vínculos entre Fabian Rossi, marido de Ileana Calabró, y  Leonardo Faria -esposo...

Jorge Lanata expuso en su primer programa televisivo del año una grave denuncia por supuesto lavado de dinero por parte de personajes de la farándula ligados al empresario Lázaro Baéz,  hombre cercano a Néstor y Cristina Kirchner.

karina-jelinek-boda-leonardo-fariña-parabuenosaires

fabian-rossi-ileana-calabro-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) En su primera emisión de 2013, el programa Periodismo para Todos, que conduce Jorge Lanata, denunció los vínculos entre Fabian Rossi, marido de Ileana Calabró, y  Leonardo Faria -esposo de la modelo Karina Jelinek y, para Lanata, posible hijo no reconocido de Néstor Kirchner- con oscuras y millonarias maniobras del empresario Lázaro Baez, hombre cercano al fallecido ex presidente y a la presidenta de la nación, Cristina Fernandez.

Para ello, Jorge Lanata apeló a la exhibición de una reunión que mantuvo junto al mediático Fariña -al que grabó con una cámara oculta- y al testimonio de un financista supestaimente despojado de su agencia SGI

Las denuncia de Lanata es por presunto lavado de dinero y la relación de amistad entre Lázaro Báez y Néstor Kirchner.

Fabian Rossi, de 47 años, fue apuntado como el principal operador del dinero en negro, y Leonardo Fariña, como el armador de “estructuras” para movilizar el dinero por paraísos fiscales, mediante diversos mecanismos financieros que incluían maniobras a través de empresas offshore.

Según el periodista Nicolás Wiñaski, el dinero ingresaba y salía en efectivo -“decenas de millones de eurosp”- por un aeropuerto de San Fernando, desde allí a Montevideo en avión privado, y desde Uruguay, un país con secreto bancario, movían digitalmente el dinero.

“Soy asesor de marketing de una empresa que se llama SGI  (Grupo Financiero)” dijo Rossi al ser interpelado por una periodista.

Comentarios

Ingresa tu comentario