Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Los inicios del autotransporte en Lugano a comienzos del siglo XX

Un siglo de cambios.

En menos de un siglo son enormes los cambios que ha sufrido el transporte público de la ciudad de Buenos Aires. Te presentamos una breve reseña de los orígenes del autotransporte en Villa Lugano.

13TIT

Escribe Jorge Resnik

(CABA) Viajar desde o hacia Villa Lugano hacia el “Centro“, a mediados de 1910, era relativamente cómodo siempre y cuando el viaje fuera sobre rieles, es decir, en el Ferrocarril de la “Compañía General” desde la Estación “Lugano” que inauguró sus servicios el 10 de Enero de 1910.

Estos trenes podían llevar a los pasajeros hasta la Estación “Sáenz” (en Nueva Pompeya) o hasta la cabecera de la línea la Estación “Buenos Aires” (en el Barrio de Parque Patricios) y de ahí combinar con algún Ómnibus o tranvía hacia la área central. Lo mismo ocurría con el otro “Riel” que llegaba a nuestro barrio, en aquél entonces, el servicio del “Tranvía del Oeste y Sudoeste” conocidos por los antiguos vecinos como “La Maquinita” o “El Tramguaycito” (por sus simpáticas y pequeñas locomotoras y sus sufridos caballos), que circulaba por la calle Larrazábal desde casi la barranca del viejo curso del Riachuelo hasta alcanzar primero los “Nuevos Mataderos” para finalizar en la cabecera de Av. Rivadavia y Olivera en el barrio de La Floresta, y de allí también combinar y tomar algún otro tranvía o Ómnibus que nos acercara al “Centro“.

Hasta allí este relato parecería ser que no era complicado viajar, el tema era que si el pasajero vivía o tenía que viajar a unas cuantas cuadras alrededor de nuestra estación o a la más alejada barriada de Villa Riachuelo, esto se tornaba más complicado por no existir medios organizados ni caminos adecuados para trasladarse, el único medio sería algún servicio de tracción animal que eventualmente pudiera haber en nuestra estación que prestara algún vecino.

Organización de paradas de coches de alquiler (Volantas y Breaks)

Este inconveniente de transporte lo va a ir solucionando parcialmente la Municipalidad con la ordenanza del 17 de Mayo de 1910 que establecía la organización de “paradas” de coches de alquiler en puntos estratégicos de la ciudad dividiendo la misma en siete secciones con cabecera en puntos neurálgicos como las zonas de: Plaza de Mayo, Retiro, Plaza Lavalle, Palermo, Etc. A estas paradas se le asignaban un cantidad preestablecida de coches que podían variar entre 1900 a 150 unidades por sección, dependiendo el movimiento de pasajeros de la misma De particular interés para nuestro barrio era la 7° sección, ya que tenía jurisdicción en la zona teniendo su cabecera en la Plaza “Pueyrredón” a metros de la Estación “Flores” del Ferrocarril del Oeste. Esta sección era la de menor tráfico y contaba con una dotación promedio de 150 coches de alquiler, pero como podemos observar en hay una distancia considerable entre Flores y Villa Lugano, más teniendo en cuanta el estado de los caminos por esa época.

En 1911, al observar este problema, el Subintendente de Vélez Sarsfield, el Dr. Luis A. Mohr (Subintendencia con jurisdicción sobre todo los barrios del oeste y sudoeste de la ciudad, incluido el nuestro), solicita la extensión de estos servicios de coches de plaza a los barrios más alejados, entre ellos Villa Lugano, lográndose se asignen 10 coches permanentes de plaza o alquiler como parada “fija” en la Estación “Lugano”. Las características básicas de estos carruajes es que eran coches de madera seleccionada con llantas de hierro y goma, con toldo eran vehículos livianos con uno o dos tirados a caballos.

Ómnibus

Estos vehículos, que van a ir desplazando gradualmente a los coches de alquiler a medida que avanzaba el mejorado de calles para su circulación, podían transportar entre 17 y 36 pasajeros sentados, a los cuales se ascendía por la puerta trasera y se descendía por la puerta delantera.

Estos pesados vehículos comenzaron a circular por nuestro barrio a comienzos de 1925 con numeraciones y recorridos un tanto “anárquicos” hasta el 5 de Abril de 1935 donde se asignan numeraciones correlativas para poder evitar superposiciones de números de líneas; lo cierto que algunas empresas de ómnibus que circulaban por Villa Lugano no van a llegar a existir a esa fecha.

Aquí una breve descripción de las empresas que circulaban por Villa Lugano:

Compañía de Ómnibus “SASSO” coches color verde claro y verde oscuro, inicia servicios en 1925 entre “Primera Junta” y “Villa Celina” en 1931 circula entre “Primera Junta” y Av. Del Trabajo (actual Eva Perón) y Av. Gral. Paz.

Compañía de Ómnibus “GENERAL PAZ” con coches color azul y blanco, en 1928 con servicios entre Av. Del Trabajo (actual Eva Perón) y Av. Juan B. Alberdi y Av. Gral. Paz.

Autobús “TITANIA” con coches color rojo y gris, en 1930 con servicios entre Villa Lugano y Parque “Centenario”.

Compañía de Ómnibus “Pergamino-Mariano Acosta” con su Línea 41 con servicio entre Villa Lugano-Villa Celina.

Colectivos

El Colectivo, nacido 1928, se ira convirtiendo en un gran competidor del resto de los transportes metropolitanos debido a su gran versatilidad pudiendo alcanzar alejados barrios de antaño, lugares de difícil acceso para Ómnibus y Tranvías en épocas de calles de tierra. El primer servicio de este tipo que llegara a Villa Lugano sería la denominada Línea 1, a escasos días del nacimiento de este nuevo medio de transporte un 28 de Septiembre de 1928, el recorrido se iniciaba en Liniers pasando por Mataderos para finalizarlo en Villa Lugano. A esta primitiva línea se le designara el N° 15 en Mayo de 1934, ampliando su recorrido hasta Villa Celina, previo paso por Villa Riachuelo, en el año 1943 pasa a manos de la Corporación de Transportes quien en 1950 la reenumera como “217”. Luego de ser privatizada la línea en 1969 se la reenumera nuevamente con el N° “117” hasta la actualidad.

Fuente: barriada.com.ar

Comentarios

Ingresa tu comentario