Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Los Schoklender pagaron la mini-fianza y quedaron en libertad

Si bien el juez Norberto Oyarbide había fijado en cuatro millones el monto que Sergio y Pablo Scchoklender debían pagar para recuperar la libertad, la Cámara Federal rebajó a 40 mil pesos el monto de las cauciones. La decisión también alcanza al contador Alejandro Gotkin. (Ciudad de Buenos Aires) Los tres detenidos están acusados de desviar unos 280 millones de pesos del Estado destinados a construir viviendas sociales a través...

Si bien el juez Norberto Oyarbide había fijado en cuatro millones el monto que Sergio y Pablo Scchoklender debían pagar para recuperar la libertad, la Cámara Federal rebajó a 40 mil pesos el monto de las cauciones. La decisión también alcanza al contador Alejandro Gotkin.

(Ciudad de Buenos Aires) Los tres detenidos están acusados de desviar unos 280 millones de pesos del Estado destinados a construir viviendas sociales a través de la Misión Sueños Compartidos, de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

Los hermanos Schoklender y el contador Alejandro Gotkin ya pagaron la fianza  y su liberación es inminente. Luego de varias idas y vueltas, los abogados de Pablo Schoklender y de Gotkin regresaron al juzgado pasadas las 14 para terminar el trámite. En las próximas horas serán liberados desde la cárcel de Ezeiza. En tanto, Sergio Schoklender espera una definición en la Aicaldía de Comodoro Py tras declarar durante tres horas ante el juez Oyarbide. Su liberación podría postergarse hasta esta noche o mañana a la madrugada, dijeron allegados.

Esta mañana, la Sala I de la Cámara Federal decidió reducir la caución real de los tres imputados a 40.000 pesos (Oyarbide la había fijado en 4 millones para los hermanos y en 2 millones para Gotkin).

En sendas resoluciones firmadas esta mañana, los jueces Eduardo Freiler y Jorge Ballestero coincidieron en la drástica rebaja de las fianzas, en tanto que el tercer integrante del tribunal, Eduardo Farah, había considerado “ajustada a derecho” la decisión de Oyarbide de imponer cauciones millonarias.

El voto de mayoría concluyó que la decisión de Oyarbide “no se centró en la apreciación estática de la composición actual de su fortuna en miras a definir la fuerza necesaria para sujetar la voluntad del imputado al correcto desarrollo del proceso. Por el contrario, lejos de ese pronóstico, proyectó su razonamiento sobre variables históricas y evolutivas del patrimonio del recurrente íntimamente vinculadas a los hechos de la causa”.

“Esta estimación –agrega la resolución-, propia de otra clase de medidas cautelares… resulta absolutamente foránea a la temática que aquí correspondía atender. (Oyarbide) transitando una senda ajena a la materia que se hallaba en discusión, arribó a la imposición de una suma dineraria en cuyos antecedentes y magnitud se escudó la implícita denegatoria del derecho reconocido ante esta Alzada”, esto es la libertad de los imputados.

Sobre Sergio Schoklender, el fallo advierte que “corresponde atender a su genuina situación pecuniaria -actual y efectiva-, en la que no sólo cabe señalar los bienes que la constituyen, como se intentó perfilar en la resolución, sino, además, recordar las restricciones que la afectan”.

La sorpresiva reducción de la fianza encontró al ex apoderado en los tribunales federales de Comodoro Py, donde amplió otra vez su indagatoria durante tres horas.

Este mediodía, los abogados de Pablo Schoklender y Alejandro Gotkin depositaron la fianza en la sucursal Tribunales del Banco Ciudad. También fue a ese banco un allegado a Sergio Schoklender, según consignó el diario Clarín.

Comentarios

Ingresa tu comentario