Buenos Aires, 22/07/2017

Los estudiantes del Pellegrini defendieron la charla sobre política y despenalización del aborto

Al calor de la polémica, los alumnos desmintieron que se tratara de “un taller para abortar” y reivindicaron la actividad realizada el 1º de septiembre. El rector de la Escuela reiteró que fue un evento autorizado y a cargo de un docente. La UBA iniciará un sumario administrativo.

(CABA) El Centro de Estudiantes de colegio Carlos Pellegrini negó que la charla que se realizó el jueves pasado en la institución fuera un “taller para abortar” como se intentó instalar desde algunos medios de comunicación, y aclaró que el debate giró en torno a la problemática de la ilegalidad del aborto. El rector, Leandro Rodríguez, defendió la actividad y aseguró que fue una charla autorizada por él, mientras que la Universidad de Buenos Aires anunció un sumario administrativo “a fin de determinar las responsabilidades” de los directivos del colegio.

“Durante el día de ayer, diferentes medios, con Clarín a la cabeza, comenzaron a difundir la existencia de esta charla, tergiversando fuertemente su contenido, aludiendo a que esto se trataba de ‘un taller para abortar’”, dice el comunicado de los estudiantes sobre el debate que se realizó el 1º de septiembre organizado por la agrupación La Creciente (Nuevo Encuentro) y al que concurrieron 35 alumnos del establecimiento.

Según explicaron los organizadores, los ejes de la charla eran la legalización del aborto y las cuestiones políticas y culturales que lo impiden, la ley de educación sexual integral que no se aplica en la mayoría de los colegios y el aborto no punible.

En ese marco, una alumna preguntó sobre las pastillas para abortar y Emelina Alonso –que dictó la charla– “le explicó los métodos aprobados por la Organización Mundial de la Salud. Eso duró, máximo, diez minutos”, dijo Ignacio Nira, consejero del Centro de Estudiantes y miembro de La Creciente. “Molestó que lo que le contamos es información pública sobre un medicamento, el misoprostol, que permite abortar de manera mucho más segura que cualquier procedimiento quirúrgico. La información sobre algunos temas molesta”, agregó.

Esos minutos fueron suficientes para que algunos medios de comunicación convirtieran la charla sobre problemáticas que afectan a los jóvenes en un supuesto taller sobre medios abortivos y dispararan la polémica.

“Repudiamos y desmentimos los dichos de estos medios de comunicación. Entendemos que no es un hecho aislado, sino que forma parte de una clara operación para seguir haciendo oídos sordos a las distintas problemáticas de género que se viven en nuestro país”, continúa el comunicado del Centro.

La presidenta del centro, Ofelia Fernández, explicó a Página/12 que “lo volvieron algo muy violento e intentaron ligarlo al kirchnerismo, que no tuvo nada que ver. Por eso repudiamos a esos medios hegemónicos que buscan oponerse a los debates por el aborto seguro legal y gratuito”. Y agregó: “Tenemos una demanda sobre ciertos temas y lo que hacen con esas posturas nefastas es tratar de ocultarlas”.

El rector del Pellegrini, Leandro Rodríguez, aclaró por su parte que la charla fue autorizada por él sólo para 35 alumnos y que había una docente presente. Pero “vamos a convocar a los 35 alumnos y ver si hubo algún sesgo de los conferencistas y si hay que hacer una charla más integral”, informó y agregó: “Vamos a investigar la situación para ver qué fue lo que se dijo y qué impacto tuvo en nuestros chicos. Si la charla hubiera tenido un impacto muy fuerte tendría las 35 familias en mi despacho al otro día”.

La Universidad de Buenos Aires indicó en un comunicado que dispuso la instrucción de un sumario administrativo a fin de determinar las responsabilidades correspondientes entre el personal directivo de la Escuela y los docentes a cargo, e instruyó al rector a que se realice un taller sobre esa temática dirigido a los alumnos que participaron de la charla.

Desde la Asamblea de Graduados, la agrupación que representa a los graduados en el Consejo Escolar Resolutivo del Nacional de Buenos Aires respaldó la decisión de Rodríguez de autorizar la actividad.

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario