Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

Los empleadores stalkean a sus trabajadores y postulantes

Aparte de la presentación del CV, qué publica uno en sus redes sociales es definitorio para poder acceder a un nuevo empleo. (CABA) Para saber quién es su postulante, o futuro trabajador, las empresas han dejado en segundo plano la hoja de vida o CV y ahora apuestan a conocer a la persona a través de sus redes sociales. Este seguimiento lleva el neologismo de stalk, y consiste en hurgar en las...

Aparte de la presentación del CV, qué publica uno en sus redes sociales es definitorio para poder acceder a un nuevo empleo.

entrevista_trabajo_noticia_3411

(CABA) Para saber quién es su postulante, o futuro trabajador, las empresas han dejado en segundo plano la hoja de vida o CV y ahora apuestan a conocer a la persona a través de sus redes sociales. Este seguimiento lleva el neologismo de stalk, y consiste en hurgar en las publicaciones de usuarios virtuales. Ahora, los Recursos Humanos de las compañías lo implementaron.

Comentarios, fotos, información compartida, todo sirve para trazar un perfil útil a los empleadores.

Según Tu Nuevo Trabajo, los expertos en Recursos Humanos ya no se conforman con leer el CV en versión papel. Para poder evaluar el perfil de un candidato, los caza-talentos (head hunters) observan sus perfiles de Facebook, Linkedin y otras redes en las que participe. Googlean al postulante para conocer su verdadera identidad y actividades en la net.

Para ello, recomiendan: coherencia entre el perfil profesional y el perfil social; que en las redes profesionales utilicen fotos personales que demuestren un perfil profesional, con cierta seriedad; cuidar el lenguaje; identificar y destacar habilidades y destrezas; darse de alta sólo en aquellas redes que nos convienen. Y mantener el perfil siempre actualizado.

A su vez resaltan evitar: escribir con faltas de ortografía y/o mala redacción; abordar temas polémicos como religión, política o sexo; ser negativos o hacer comentarios “mala onda” o propios de “malhumorados”; adoptar una actitud crítica de todo y de todos; hablar mal de jefes, ex jefes, empleos, ex empleos, con resentimiento o negatividad.

Comentarios

Ingresa tu comentario