Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Los docentes porteños ponen en duda el inicio de las clases

“Si hoy fuese el jueves previo al inicio de las clases, con el mismo salario no habría condiciones para el inicio del ciclo lectivo”, señaló en diálogo con Radio 10 secretario adjunto de UDA (Unión de Docentes Argentinos), Gustavo Fruto. Las declaraciones del gremialisra se produjeron luego de la reunión que mantuvieron con el ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bulrrich. Molestos, los 17 gremios que integran de maestros...

20120216-224821.jpg

“Si hoy fuese el jueves previo al inicio de las clases, con el mismo salario no habría condiciones para el inicio del ciclo lectivo”, señaló en diálogo con Radio 10 secretario adjunto de UDA (Unión de Docentes Argentinos), Gustavo Fruto.

Las declaraciones del gremialisra se produjeron luego de la reunión que mantuvieron con el ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bulrrich.

Molestos, los 17 gremios que integran de maestros que integran UDA declararon que se fueron del Ministerio de Educación porteño sin ninguna oferta concreta.

Los docenter reclaman un sueldo inicial de $3.100.

Desde la cartera educativa detallaron a Infobae.com que la mayor parte de los gremios pidieron un salario mínimo de $3.100 para un maestro de jornada simple sin antigüedad y un 29% de aumento para el resto de las categorías.

Además, se fijó una agenda de temas a trabajar, entre los que figuran la creación de un maestro itinerante que pueda cubrir las ausencias de docentes titulares, un mayor trabajo con los equipos psicopedagógicos y el incremento de los días de capacitación docente.

Durante el encuentro, el ministro Bullrich les preguntó a los representantes sindicales si, por un lado, estaban dispuestos a negociar salarios cuando aún no se han definido las paritarias docentes nacionales, a lo que todos respondieron afirmativamente.

Por el otro, les consultó si, de lograrse un acuerdo, adherirían a un hipotético paro en todo el país por salarios. Ante esta pregunta, los maestros se mostraron dispuestos a no adherir a una medida de fuerza si logran un aumento que los satisfaga.

Por otra parte, en la provincia de Buenos Aires, el gobierno provincial supeditó su oferta a que haya un acuerdo en la negociación salarial nacional con los gremios docentes, que en el inicio de las conversaciones pidieron elevar el salario mínimo de 2.400 a 3.100 pesos, por lo que las partes pasaron a un cuarto intermedio.

Así se definió durante la reapertura de la paritaria provincial, en la Subsecretaría de la Negociación Colectiva del Sector Público -calle 56 entre 17 y 18 de La Plata- y de la que participaron ministros del gabinete y las representaciones de los siete sindicatos docentes (Suteba, FEB, UDA, AMET, Sadop, Udocba y UPCN).

Tras la reunión, que duró menos de una hora, la presidente de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, dijo que “el gobierno ha manifestado, a través de los ministros que representan la parte empleadora, no avanzar hasta tanto no se defina la paritaria nacional que establece el salario mínimo para todas las provincias del país”.

Sostuvo además que durante la paritaria “se formalizó” el reclamo salarial, consistente en elevar el salario inicial de 2.400 a 3.100 pesos, eliminar los topes de las Asignaciones Familiares, modificar la 4° Categoría del Impuesto a las Ganancias -para que el tributo no alcance a los maestros- y mejorar la infraestructura escolar.

Comentarios

Ingresa tu comentario