Buenos Aires, 22/08/2017, edición Nº 2081

Los cuatro falsos mitos del emprendimiento

Ser un “start up” requiere sacrificio, pero sobre todo tener en cuenta aspectos para no fracasar de lleno. (CABA)  Iniciar un camino empresarial no es tarea fácil, pero consiste en ver la oportunidad y aprovecharla, aseguran en el suplemento Económico de El País (España). Por eso, dan a conocer “cuatro falsos mitos del emprendimiento”. La financiación es lo primero. Error, lo primero es la idea y demostrar que el modelo de...

Ser un “start up” requiere sacrificio, pero sobre todo tener en cuenta aspectos para no fracasar de lleno.

emprendedores start up

(CABA)  Iniciar un camino empresarial no es tarea fácil, pero consiste en ver la oportunidad y aprovecharla, aseguran en el suplemento Económico de El País (España). Por eso, dan a conocer “cuatro falsos mitos del emprendimiento”.

La financiación es lo primero. Error, lo primero es la idea y demostrar que el modelo de negocio funciona sin una gran financiación. El momento de incrementar la financiación será cuando la empresa necesite crecer, pero no para poner las primeras piezas del puzzle, además estas empresas operan con costes bajos. Además existen diferentes fuentes de financiación como el Crowdfunding, ayudas públicas, préstamos participativos, créditos o las 3 Fs (family, friends y fools– familia, amigos y “chalados”). Sin idea no hay financiación y la financiación sin idea es inconcebible.

Nacen en garajes. Ni todos los emprendedores son Steve Jobs ni todos trabajan en sus ideas en el garaje de sus padres. La idea sale de una mente inquieta en busca de nuevas metas, el dónde no importa, sino el qué y el cómo se va a desarrollar. Un garaje, una casa en las afueras o en el autobús que se coge cada día, la mejor idea puede surgir cuando uno menos se lo espera.

Todas tienen un tamaño pequeño. Falso, no todas. Es decir, al fin de al cabo se trata de un negocio cuyo negocio irá en función de las necesidades de éste. El tamaño no estará relacionado con el hecho de ser una start up, sino con sus características y a la evolución que la empresa experimente.

Son de gente muy joven. El Mapa del Emprendimiento 2014 de Spain Startup se encarga de desmentir este mito, hombres de entre 35 y 44 años son el perfil del emprendedor en España. Esto quiere decir los españoles deciden emprender más tardíamente por lo general, emplean más tiempo en adquirir conocimientos y una vez que se consideran preparados comienzan la andadura.

Comentarios

Ingresa tu comentario