Buenos Aires, 25/09/2017, edición Nº 1776

Los comercios porteños dejarán de entregar bolsas plásticas

Por iniciativa del ministro porteño de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, los comercios dejarán de entregar bolsas plásticas. Los vecinos de la ciudad de Buenos Aires se verán obligados a cambiar sus hábitos: en 45 días no recibirán más bolsas plásticas cuando compren en un quiosco, una farmacia o llamen a un delivery. Y, en tres meses, en los supermercados y autoservicios sólo se conseguirán bolsas verdes y negras,...

Por iniciativa del ministro porteño de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, los comercios dejarán de entregar bolsas plásticas.

Los vecinos de la ciudad de Buenos Aires se verán obligados a cambiar sus hábitos: en 45 días no recibirán más bolsas plásticas cuando compren en un quiosco, una farmacia o llamen a un delivery. Y, en tres meses, en los supermercados y autoservicios sólo se conseguirán bolsas verdes y negras, que se entregarán con cuentagotas y deberán ser utilizadas para separar los residuos secos y húmedos en los hogares.

Esta iniciativa del gobierno porteño pretende incorporar el hábito de la clasificación de basura en los hogares, al tiempo que busca disminuir a la mitad los mil millones de bolsas por año que se usan en la ciudad.

El objetivo es eliminar envoltorios no biodegradables que quedan esparcidos en el ambiente, contaminan y cuya desaparición demanda unos 200 años.

Entre los rubros que no podrán entregar más bolsas en un mes y medio se encuentran los locales de indumentaria, los locutorios, los quioscos, las perfumerías, los lugares de comida para llevar, las heladerías, las regalerías y el delivery.

Así lo establece la resolución 155/APRA/12 que se publicó el miércoles pasado en el Boletín Oficial porteño. Según la norma, estos establecimientos podrán reemplazar los envoltorios de las entregas por bolsas biodegradables de papel, que tengan certificado o por bolsas plásticas biodegradables según lo establecen las normas IRAM.

La única excepción regirá para las carnicerías, verdulerías, pescaderías, comercios de productos de granja, fiambrerías, insumos del sector hospitalario y aquellos comercios que por motivos sanitarios deban entregar bolsas o envoltorios plásticos no biodegradables.

Según las cifras oficiales, el 75 por ciento de la población reutiliza bolsas plásticas para desechar su basura. “Al darles bolsas más resistentes y grandes y de dos colores potenciamos la separación de residuos. Hacemos lo mismo obligando a los dos colores de las bolsas de consorcio. Tenemos que reducir 580 millones de bolsas. Las usamos 10 minutos y contaminamos 150 años”, indicó Diego Santilli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño. Los recipientes para los consorcios también deberán ser verdes y negros.

Comentarios

Ingresa tu comentario