Buenos Aires, 23/05/2017

Los clubes de barrio porteños reclaman tarifas sociales para subsistir

Dijeron que no son tenidos en cuenta, tras el fallo de la Corte a favor de los hogares residenciales que los dejó afuera. Piden subsidios por los aumentos de gas y luz, porque de lo contrario no pueden pagarlas.

(CABA) La alarma volvió a encenderse en los clubes de barrio, luego del fallo de la Corte que retrotrajo el aumento de la tarifa de gas para hogares residenciales y los exceptuó de la decisión, al igual que mantuvo los valores para industrias, comercios y pymes. Las instituciones en cuestión renovaron su reclamo de mantener las tarifas con subsidios.

Claudio Rial, presidente de la Unión Nacional de Clubes de Barrio, salió a hablar tras la decisión del Máximo Tribunal. “La Justicia tampoco nos tiene en cuenta”, afirmó. Rial aseguró que en varios clubes se vieron obligados a suspender las actividades nocturnas “para evitar el uso de luz”. Y cuestionó la implementación del subsidio que anunció el Gobierno nacional, para ayudar a las instituciones barriales. “El secretario de Deportes, Carlos Mac Allister, habló de la tarifa social para los clubes y le pedimos que ponga la ley en vigencia; el Estado nos ignora”, señaló.

A principio de junio, el presidente Mauricio Macri anunció una rebaja del 40% en la boleta de electricidad para todos los clubes de barrio del país que tuvieran entre 50 y 2.000 socios. La quita era retroactiva a abril pero de las 4.500 instituciones anotadas en el Registro de la Secretaría de Deportes sólo unas 800 tenían los papeles en regla (CUIT, balances, etc.). “En varios municipios se presentaron amparos por institución”, reconoció el dirigente sobre las primeras medidas tras el fallo de la Corte. Y concluyó: “Nos vamos a organizar y hacer visible nuestro reclamo”. Algunos fallos fueron favorables, otros aún no se definieron.
También hubo un pedido de amparo amplio: en los primeros días de agosto, una acción legal para que las empresas Edenor y Edesur facturen a valores previos al aumento de tarifas fue presentada a favor de los clubes de barrio. La Defensoría del Pueblo porteña también recurrió a un recurso de amparo para que se exima de pagar el aumento de luz bajo el argumento de la “función social” que cumplen los clubes. Es que las instituciones siguen recibiendo boletas de servicios con montos altos, dado que todavía no se empezó a aplicar el subsidio anunciado. La informalidad de muchas entidades, que no tienen los papeles en regla, demora la aplicación de esa ayuda.

Para los clubes de barrio el tarifazo fue demoledor, porque la situación económica les impide aumentar sus cuotas, que de por sí muchos socios ya se demoran en abonar. Por eso, la mayoría recurre a la Justicia. Por otra parte, el Gobierno porteño anunció la disposición de un fondo de $5 millones para financiar los clubes y que puedan reconvertir sus instalaciones eléctricas con iluminación LED. Se trata de una tecnología que, si bien es cara de instalar, luego permite un ahorro del consumo del 40% y además dura un 50% más que las lámparas halógenas. Pero para acceder a ese subsidio, los clubes tienen que inscribirse en un registro y también presentar una serie de documentos.

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario