Buenos Aires, 18/08/2017, edición Nº 2077

Los alquileres en la Ciudad aumentaron más de 36% en el último año

La suba varía según los barrios. Muchos inquilinos destinan entre el 35% y el 45% de sus ingresos para pagar la renta mensual.

(CABA) Los que alquilan una casa o departamento en la Ciudad de Buenos Aires destinan, en promedio, entre el 35 y 45 % de sus ingresos a pagar sólo el alquiler mensual. Con otros gastos, como expensas y los servicios, puede absorber más de la mitad de los sueldos o ingresos. Y según los barrios y tamaño del departamento, el incremento del alquiler –de hasta el 46,7% en el último año- le viene ganando por lejos la carrera a la inflación.

Según la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, alquilar un monoambiente, en promedio, en el primer trimestre de este año, demandó $ 5.631 mensuales, para una unidad base de 30 m2, con un alza interanual del 36,8% en promedio. Las unidades de 2 ambientes –de 43 m2- se alquilaron en promedio a $ 7.655, un alza anual del 30,3%. Y los departamentos de 3 ambientes en $ 12.101 para una unidad base de 70 m2 , con un aumento anual del 28,4%.

Si se comparan los valores de los alquileres con los ingresos de los porteños surge el impacto en las personas y familias. Para el mismo período, el ingreso medio de los porteños ocupados, como empleados o por cuenta propia, fue de $17.628. Y el ingreso total familiar medio de los hogares de $ 31.174. Así, el alquiler de un monoambiente para un empleado medio representa el 32% de su ingreso. Y un 3 ambientes para una familia casi el 39%. A esos valores hay que agregar gastos de expensas que, en su mayoría, están a cargo del inquilino, incrementando varios puntos la porción del ingreso que hay que destinar al alquiler de la vivienda, sin contar los demás servicios, como luz o gas.



Un aliciente para los que están alcanzados por Ganancias es que pueden deducir de la base imponible del impuesto hasta el 40% del monto del alquiler “destinado a su casa habitación” con un tope de $ 4.330 mensuales. Representa un “ahorro” de entre el 10% y 14% del alquiler mensual si paga la tasa efectiva máxima del impuesto. Por ejemplo, quien paga un alquiler mensual de $ 6.000, puede tener un ahorro anual de hasta $ 10.080. Si el alquiler mensual fuese de $ 15.000, el ahorro anual del impuesto podría llegar hasta $ 18.186 anuales o $ 1.515 mensuales.

Los precios de los alquileres varían mucho según los barrios. Por ejemplo, para el segmento de los alquileres de 2 ambientes usados, los barrios que promediaron los mayores valores de renta fueron Puerto Madero ($ 14.729), Palermo ($ 8.933) y Recoleta ($ 8.388). En tanto, Villa Luro ($ 5.814), Floresta ($ 5.839) y Liniers ($ 5.894) mostraron los menores precios.

Pero los barrios donde hubo mayores alzas en el último año fueron Villa Crespo ( 46,7%), Villa Urquiza (39,3%) y Colegiales (39,1%), en parte porque “reciben un importante aumento traccionado por unidades cercanas a los barrios de Palermo y Belgrano, ambos de muy alta valoración inmobiliaria”, de acuerdo a la Dirección porteña. Los barrios en los cuales se dieron los menores incrementos fueron Parque Chacabuco (11,8%) y Montserrat (13,2%) donde los ingresos de la gente son más bajos.

Para los departamentos de 3 ambientes usados, los barrios que promediaron los mayores valores de alquiler para unidades de 3 ambientes usadas fueron Palermo ($ 14.793), Belgrano ($ 12.873) y Núñez ($ 12.563); y los más accesibles Floresta ($ 8.152), Villa Gral. Mitre ($ 8.271) y Liniers ($ 8.364).

El Ejecutivo porteño impulsará un proyecto de ley para abaratar los alquileres. El principal punto es que prohibirá que los inquilinos deban pagar la comisión a la inmobiliaria. Los honorarios del corredor los deberá pagar el dueño, y no podrán superar el 4,15% del monto total del contrato.

A principios de mes, el Ministerio Público de la Defensa y asociaciones como ACIJ, el CELS y otros presentaron un proyecto de ley que incluía este punto, pero que era más abarcativo. Por ejemplo, plantearon que los informes de dominio y otros gastos sean gratuitos, y que los alquileres se debiten del sueldo, como reemplazo de las garantías.

Los gastos que lo inquilinos deben afrontar para entrar a una vivienda superan el 10% del total del contrato. NR


Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario