Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

Longchamps: intentaron secuestrar a un chico de once años en la esquina de una escuela

Ocurrió cuando un padre llevaba a su hijo al Instituto del Sur. Terminó internado por los golpes que le dieron. "No queremos el auto, queremos al pibe", le dijeron.

(PBA) Cuatro delincuentes armados intentaron secuestrar a un niño de 11 años cuando iba con su padre en un auto hacia un colegio de Longchamps, aunque ante la resistencia del hombre, que fue golpeado, y del pequeño, que se aferró al volante del vehículo, desistieron y escaparon, según denunciaron hoy autoridades del establecimiento educativo.

El representante legal del Instituto del Sur de Longchamps, Pablo Bologna, relató a Télam el intento de secuestro sucedió el lunes último, alrededor de las 12.50 en la esquina de Malvinas y Castillo, a la vuelta del establecimiento situado en Malvinas y Sarmiento y a unas ocho cuadras de la estación de trenes de esa localidad del partido Almirante Brown.

“Me entero cuando entra al colegio un alumno llorando con su mamá porque acababan de intentar secuestrar a su amigo. Me voy corriendo hasta ahí y me encuentro al chico llorando, a su papá sentado en la vereda con la boca ensangrentada y el auto atravesado en el medio de la calle”, relató Bologna.

“Ahí me cuenta -agregó- que cuatro tipos armados en un (Volkswagen) Vento blanco se le habían cruzado adelante de su Honda, bajaron armados y él les dio las llaves del auto para que se lo llevaran aunque le dijeron ‘no queremos el auto, queremos al pibe'”.

Según Bologna, el chico, que asiste a ese instituto y tiene 11 años, tiene una contextura física grande y se tomó con fuerza del volante para que no se lo llevaran.

“Se agarró al volante y lloraba a los gritos y como a esa hora había mucha gente y muchos padres que llevaban a los chicos al colegio se empezaron a juntar y a mirar lo que pasaba. Dos de los delincuentes los apuntaron a todos con pistolas amenazándolos con que se fueran porque les iban a disparar”, añadió el vocero.

“Cuando vieron que había tanta gente, dijeron basta y se fueron en el auto de ellos, que según los testigos tenía una patente nueva”, continuó.

Bologna dijo que varios padres alcanzaron a sacar fotos con sus teléfonos celulares de la situación, que fueron aportadas a la policía por el padre del niño que realizó junto con testigos la denuncia en la comisaría de Longchamps.

El representante del colegio dijo que el padre del escolar tuvo que ser asistido en una clínica, donde quedó internado 24 horas porque “le pegaron mucho, tenía la boca destruida a culatazos”.

Consultadas por el hecho, fuentes policiales informaron a Télam que en esa seccional se labran actuaciones por tentativa de robo de automotor y que se implementó servicio seguridad con Policía local Distrital y cuadrícula en el corredor escolar.

El representante legal del colegio, al que asisten 1.100 alumnos, dio a conocer detalles del suceso a los padres de la comunidad educativa mediante una publicación en la plataforma interna del establecimiento.

Además de narrar el suceso, Bologna se solidarizó con la familia víctima del episodio.

En primer lugar nos solidarizamos con la familia, de la cual no daremos el nombre hasta que se nos autorice” y agregó que “en segundo lugar, poner en alerta a los padres porque suponemos que el hecho no fue a una persona determinada sino que podría haberle pasado a cualquiera. Por lo tanto, le solicitamos a los señores padres traten de conversar con sus hijos para que no estén solos en la calle, traten de salir en grupo y extremen las medidas de seguridad”.

Sobre la seguridad en la zona, Bologna dijo que hay “muy poca presencia policial” y que cuando llamó al corredor escolar le dijeron que “tienen tres motos para todo el partido”

“El colegio tiene mil cien alumnos, estamos en manos de Dios y nos sentimos desamparados pero hace rato que sentimos esto, es el cuento de toda la vida”, concluyó. NR


Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario