Buenos Aires, 23/10/2017, edición Nº 1804

Longboard, una moda peligrosa

Durante este último tiempo una nueva moda en dos ruedas, que para algunos resultó ser mortal, se dio a conocer en la ciudad.

Escribe Sofía Quilici

Durante este último tiempo una nueva moda en dos ruedas, que para algunos resultó ser mortal, se dio a conocer en la ciudad.

El Longboard, un elemento muy parecido al Skate, es la nueva tendencia de movilidad, pero para otros resultó ser causa de muerte porque, aunque no parezca peligroso, cada día causa mas accidentes entre los jóvenes.

Los Riders, así se hacen llamar los que practican este deporte, hace un tiempo mantenían un perfil más bajo, pero ahora tomó un notable protagonismo y ya hay mas de 1000 jóvenes que lo practican en la ciudad, aunque son pocos aquellos que lo hacen profesionalmente.

Si bien es muy parecido al tan famoso skate, “En el longboard los ejes son más grandes, por lo que los trucos salen más fácil y aprender a andar cuesta menos. Y esto es lo que ha hecho que hoy cada vez se inclinen más chicos por este deporte”, comentó Martín, un rider que practica los fines de semana en Palermo.

Con el aumento de la cantidad de gente que se decidió por probar esta disciplina, también apareció la preocupación de los peatones, quienes afirman que el problema principal son los autos y que este deporte no debería realizarse en la vía pública porque es extremo.

Lo que se sugiere es utilizar el equipamiento necesario para realizar un descenso seguro con la tabla, este consta de un casco especial, rodilleras, coderas y en el caso de practicar Downhill (Bajar una montaña cuesta abajo) traje de cuero.

“Es importante también porque, además de evitar accidentes fatales, teniendo este equipo un leve accidente no deja consecuencias y sirve incluso para fomentar la práctica.

Si uno se da un golpe mínimo, pero no tiene casco ni nada del kit, probablemente le de miedo volver a hacerlo”, agregó Martín.

En tan solo un mes, dos accidentes graves se dieron a conocer en la Argentina, uno de ellos ocurrió  el día de ayer por la tarde en la Ciudad de Córdoba. Un chico de 22 años murió mientras participaba Longboard en una competencia ilegal en Altas Cumbres. Su cabeza impactó contra el asfalto y falleció al instante.

Comentarios

Ingresa tu comentario