Buenos Aires, 19/10/2017, edición Nº 1800

Fin de semana porteño: lo mejor de las ferias y mercados

Parques y plazas albergan los fines de semana típicos mercados y ferias. Entre las ventajas, poseen precios accesibles y calidad en los productos. Foto: Perfil.com  | Fuente: Agencia Tur Noticias (Ciudad de Buenos Aires) Los fines de semana, una veintena de ferias artesanales que exhiben desde temprano y durante todo el día en parques y plazas de los diversos barrios porteños reciben a miles de visitantes. Son espacios que constituyen...

Parques y plazas albergan los fines de semana típicos mercados y ferias. Entre las ventajas, poseen precios accesibles y calidad en los productos.

Foto: Perfil.com  | Fuente: Agencia Tur Noticias

(Ciudad de Buenos Aires) Los fines de semana, una veintena de ferias artesanales que exhiben desde temprano y durante todo el día en parques y plazas de los diversos barrios porteños reciben a miles de visitantes. Son espacios que constituyen un paseo en sí mismo y permiten al viajero con ganas de compras adquirir objetos que no encontrará en locales comerciales de las calles céntricas.

Cada una de estas ferias y mercados tienen identidad propia, y las opciones son muy varias: van desde antigüedades, artesanías en cuero, plata o madera, y también especializadas, por ejemplo, hasta libros, monedas y revistas usadas.

Algunos de estos sitios incluyen espectáculos de tango, muestras de arte, shows de artistas callejeros, clásicas domas y jineteadas, espacios gastronómicos y bares para el típico cafecito porteño. En general, las visitas asocian al barrio con esta actividad, mezcla de comercial y entretenimiento. En tanto, existen ferias que se crearon bajo la modalidad de ambulantes y se las encuentra todos los días en un lugar distinto.

LAS MÁS POPULARES

 

En la variedad de ferias y mercados que se desarrollan en Buenos Aires, ciudad capital argentina, se destacan algunas por ser las más visitadas al convocar cada fin de semana más de 5 mil personas. En esta descripción, aparece la Feria de Mataderos (Av. de los Corrales y Lisandro de La Torre, Comuna 9), abierta sábados, domingos y feriados de 11 a 20. Un espacio en el que se exhiben las tradiciones populares argentinas.

En los 300 puestos de este típico mercado porteño, se ofrecen mates, instrumentos musicales, ponchos, mantas y objetos en cuero. Además, se organizan festivales artísticos de folclore y tango, destrezas gauchescas, muestras, charlas y disertaciones. Para el paladar del visitante, se preparan empanadas de carne y locros. (Más información: Gauchaje al por mayor)

En el límite de Palermo  y Colegiales (Comunas 14 y 13), está el Mercado de Pulgas, situado provisionalmente sobre Conde a metros de la Avenida Dorrego. Con sus puertas abiertas desde 1988, sorprende al visitante con seis pasillos que exhiben desde costosas piezas antiguas hasta modernos objetos usados. Además, en el mismo lugar se ofrece el servicio de restauración de muebles.

ARTESANÍAS DEL PLATA

Para los que buscan recuerdos autóctonos, elaborados por manos locales, el espacio ideal son las plazas y parques de la Ciudad. Entre las ferias artesanales más visitadas aparece la de San Telmo (En la Plaza Dorrego, Humberto Primo y Defensa; y a lo largo de la calle Defensa, en la Comuna 1) los domingos de 10 a 17. Un lugar donde además de obras de arte, accesorios y antigüedades, el visitante descubre los secretos del clásico 2×4 porteño con profesores que dan clases al aire libre. (Más información: Una tradición ferial que se renueva cada domingo).

En este barrio sureño también abre sus puertas todos los días de 10 a 19 la feria de Artesanos de Argentina (Defensa 1281), donde se venden artesanías gauchescas. En la vecina zona de La Boca (Comuna 4), son imperdibles el Paseo de la Ribera, con productos regionales; la Plaza Vuelta de Rocha, de jueves a domingos de 9 a 19; y, la Feria Caminito, todos los días de 10 a 18, con artistas que pintan retratos y bailarines de tango.

Una de las paradas obligadas para los jóvenes cada fin de semana es Plaza Francia (Comuna 2). Un circuito que incluye una visita al Buenos Aires Design, el Cementerio de La Recoleta y el Hard Rock Café. Los artesanos y artistas llegan a este espacio sábados, domingos y feriados de 9 a 19 .

Finalmente, para los que buscan objetos de arte y diseño, el palermitano Paseo Darwin (Honduras y Gorriti), los fines de semana de 10 a 20. El sitio ofrece además actividades culturales, espectáculos y puestos con información turística. Se suman a este rubro la feria El Dorrego (Av. Dorrego y Zapiola, Comuna 13), la Feria de las Artes (Defensa y Alsina, Comuna 1) y la Feria de Emprendedores, en el ingreso a la Reserva Ecológica de Puerto Madero (Comuna 1)

 

SÓLO PARA FANÁTICOS

  • Al menos siete espacios abiertos ofrecen en tierra porteña libros usados difíciles de obtener en otros lugares, de martes a domingo. Están la Plazoleta Santa Fe (Comuna 14), la Plaza Houssay, la Plazoleta Tango, el Parque Centenario (Comuna 6) y el Parque de los Patricios (Comuna 4), por sólo mencionar algunos.
  • Una de las más completas en este rubro dedicado a los coleccionistas es la feria del Parque Rivadavia (Av. Rivadavia 4800, Comuna 6), abierta todos los días de de 9 a 19. Además de libros y revistas usadas, se encuentran allí antiguas monedas, sellos postales, cartas, sobres y discos de vinilo.

SABORES GOURMET

Durante la estadía en la capital argentina, muchos turistas buscan desentrañar los secretos de la cocina tradicional. Y para encontrar los productos acordes y más frescos, existen ferias gourmet donde habitualmente hacen las compras los chefs especializados y grandes restaurantes.

  • En zona Norte, uno de los recomendados es el Mercado de Beccar que se especializa en frutas y verduras con 200 puestos en funcionamiento y un laboratorio de bromatología que verifica los productos.
  • En Belgrano, uno de los recorridos obligados es por el famoso Barrio Chino, de martes a domingos, donde se compra sushi a cualquier hora y se encuentran los productos más extravagantes de la cocina oriental.
  • Para los sabores argentos, nada mejor que el Mercado El Progreso, un símbolo del barrio de Caballito, abierto de lunes a sábados de 8 a 13 y de 17 a 20.30. Con 120 años de historia, conserva el ambiente de los primeros tiempos y sorprende al visitante con inusuales propuestas. Por ejemplo, se hacen degustaciones de rabas mientras se aguarda el turno en la pescadería. Un espacio que inspiró a Roberto Arlt para escribir “El juguete rabioso”
  • Para los que prefieren la comida sana, en el barrio de Chacarita está el Galpón Orgánico, los miércoles de 9 a 12 y los sábados de 9 a 18. Una propuesta diferente con productos naturales que llegan de quintas y campos cercanos a la Capital Federal. (Lea además: Los mercados de productos orgánicos de Buenos Aires)

LA MELANCOLÍA DE LOS AÑOS

  • Para cerrar esta variedad de ferias y mercados porteños, aparecen aquellos sitios que acarrean más de 100 años de historia. Uno de estos míticos espacios es la Feria Modelo Belgrano, más conocida como Mercado Juramento, dentro de la Plaza Noruega. Tierras donadas por José Hernández, el autor del Martín Fierro, que hoy albergan 30 comercios.
  • En el cruce de las avenidas Entre Ríos e Independencia, está el Mercado San Cristóbal, un edificio que comenzó a construirse en 1882 y recién se terminó 63 años después. En uno de los locales exteriores de este lugar, permanece abierto desde 1930 el Gran Café Gardel.
  • Por último, en la esquina de Bolívar y Calvo, el clásico Mercado de San Telmo erigido sobre un edificio de estilo italianizante levantado en 1897. Allí, los espacios de venta se dividieron en dos áreas, por un lado, los anticuarios; y, por el otro, los centenarios locales de frutas, verduras y carnes de todo tipo.

PARA CAMINAR Y DISFRUTAR

  • La mayoría de los vendedores de las ferias porteñas, acepta dólares y reales como forma de pago. Sin embargo, se recomienda preguntar antes de hacer una compra.
  • Buenos Aires cuenta con gran cantidad de rutas de transporte y el sistema de subterráneo que facilitan el acceso a las diferentes ferias. A esto se suman gran cantidad de taxis y ciclovías.
  • Los turistas podrán disfrutar de locales gastronómicos ubicados dentro y alrededor de los espacios feriales para un mayor disfrute.

Comentarios

Ingresa tu comentario