Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

“Llorar la carta”, una costumbre porteña

Cada expresión esconde una historia

Cada expresión propia de los porteños esconde una historia, “llorar la carta” no es la excepción.

libros_ciud

(CABA) La expresión “llorar la carta” responde a una antigua costumbre porteña de pedir limosna casa por casa: el mendigo mostraba a quien lo atendiera una carta, firmada por algún personaje público, que describía las desgracias del portador. Mientras tanto, los niños que lo acompañaban comenzaban a llorar, en procura de una limosna.

fuente consultada: Diego M. Zigiotto

Comentarios

Ingresa tu comentario