Buenos Aires, 22/08/2017, edición Nº 2081

Llegará al Malba una mega muestra de Antonio Berni

La exposición, preparada para el año 2014, promete transformarse en el fenómeno excluyente de la temporada. (CABA) Más de 170 piezas realizadas entre 1956 y 1978 dedicadas a “Juanito y Ramona”, integran la muestra enfocada en estos dos icónicos personajes -el niño pobre que vive en la villa miseria del bajo Flores y la muchachita que se corrompe al llegar a la ciudad-, piezas elaborados con materiales domésticos, descartables y...

La exposición, preparada para el año 2014, promete transformarse en el fenómeno excluyente de la temporada.

manifestación

(CABA) Más de 170 piezas realizadas entre 1956 y 1978 dedicadas a “Juanito y Ramona”, integran la muestra enfocada en estos dos icónicos personajes -el niño pobre que vive en la villa miseria del bajo Flores y la muchachita que se corrompe al llegar a la ciudad-, piezas elaborados con materiales domésticos, descartables y basura industrial.

El Museo de Bellas Artes de Houston se vistió de gala para recibir esta exposición que fue producida en conjunto entre ambas instituciones, y que incluye piezas de importantes colecciones públicas y privadas de Argentina, Estados Unidos, España y Bélgica, como “Ramona vive su vida”, “La comunión de Ramona”, “Juanito va a la ciudad” y “Las vacaciones de Juanito”.

Las obras del maestro rosarino subyugaron a coleccionistas, artistas y personalidades presentes en la inauguración oficial que tuvo lugar durante el otoño texano, una puesta esplendorosa que los asistentes calificaron de “única”, “fantástica”, o “increíble”, entre otros adjetivos.

Fundador del Nuevo Realismo y de un permanente compromiso con las temáticas sociales de su tiempo, Berni (1905-1981) dedicó gran parte de su carrera a contar en detalle la historia de estos dos personajes ficticios, que llegaron a convertirse en leyendas populares y a quienes les han dedicado canciones compositores como Astor Piazzola, Mercedes Sosa y Atahualpa Yupanqui.

A lo largo de su carrera, el rosarino creó más de 250 obras -entre pinturas, collages, ensamblajes, objetos, grabados en madera, xilo-collages- sobre Juanito y Ramona, personajes emblemáticos que eligió a principios de los 60 para inaugurar una de las etapas más crudas de su pintura, en la que se articulan el sentido de su arte con el destino político de su tiempo.

Ramona Montiel comenzó a aparecer en los trabajos de Berni cuando éste vivía en París, en la década de 1960, y le dio vida en base a pedazos de encaje, botones, piezas de maquinaria industrial, cajas de cartón de huevo, prendas de vestir, así como otros adornos y objetos.

Por entonces, Berni recorría los mercados de pulgas y tiendas de antigüedades de París en busca de retazos de encaje o macramé con los que intentaba transmitir los excesos de su vida glamorosa, además de repuestos de aparatos de televisión, radios, heladeras y lavarropas.

Juanito, en tanto, apareció por primera vez en la Bienal de Venecia de 1962, donde su creador ganó el Gran Premio de Grabado y Dibujo, una obra figurativa de un fuerte discurso social que posicionó por entonces a la Argentina en el centro de la escena mundial.

Desde entonces, Berni lo mostró a Juanito en escenas de su vida cotidiana en la villa: celebrando la Navidad, aprendiendo a leer, jugando con canicas, volando una cometa, nadando en un lago con su perro y compartiendo una comida con su padre en la fábrica de trabajo, pero también viendo cómo se inunda su barrio, entre otras situaciones.

Su mundo fue creado con ropas, metales, latas aplastadas y envases de plástico, madera, paja de escoba, goma e incluso, hasta con la puerta de un automóvil: Berni fue el gran transformador de objetos y chatarra en una imaginería increíble.

La muestra -que ocupará el segundo piso del Malba- incluye además ocho trabajos de la serie de los Monstruos, iniciada en 1964, construcciones escultóricas que encarnan las pesadillas de Ramona y que están creadas a partir de materiales no convencionales, como tapitas de gaseosas, monedas, clavos, baldes y cestos de plástico.

“Yo no concibo el arte sino como acción y testimonio. Y eso excluye toda tesitura meramente esteticista, desglosada de la realidad cuya expresión lo hace necesario. Sin esto, el arte pierde su sentido, su objetivo original en cualquier otra época de su historia”, decía el artista en vida.

“Antonio Berni. Juanito and Ramona” fue co-curada por la puertorriqueña Mari Carmen Ramírez (curadora de Wortham del Arte Latinoamericano del Museum of Fine Arts de Houston); y el argentino Marcelo Pacheco, ex curador en jefe de Malba.

La muestra se completa con una selección de materiales documentales y fílmicos que muestran a Berni en el trabajo de sus impresiones, además de canciones inspiradas en el personaje de Juanito.

Fuente consultada: Télam

Comentarios

Ingresa tu comentario