Buenos Aires, 25/11/2017, edición Nº 1837

Llegan las primeras boletas con subas por la quita de subsidios

Afecta a los barrios más caros de la Ciudad, como Puerto Madero y Barrio Parque. Se sumarán Recoleta y sectores puntuales de Palermo, Belgrano y Nuñez. Finalmente, con la llegada a los hogares de las últimas boletas de servicios públicos, termina la intriga que se había generado acerca de cuánto aumentarían una vez que no fueran subsidiados por el Estado. En facturas correspondientes al bimestre enero-febrero, las subas en el...

Afecta a los barrios más caros de la Ciudad, como Puerto Madero y Barrio Parque. Se sumarán Recoleta y sectores puntuales de Palermo, Belgrano y Nuñez.

20120227-113437.jpg

Finalmente, con la llegada a los hogares de las últimas boletas de servicios públicos, termina la intriga que se había generado acerca de cuánto aumentarían una vez que no fueran subsidiados por el Estado. En facturas correspondientes al bimestre enero-febrero, las subas en el servicio de agua, por ejemplo, rozan el 300% respecto al bimestre anterior.

Desde que en noviembre el gobierno anunció, a menos de un mes de haber ganado las elecciones presidenciales, que a partir de enero comenzaría la poda de subsidios por zona, los afectados se preguntaban de cuánto sería el aumento a partir de marzo.

Ahora llegan las primeras boletas sin subsidiar y registran aumentos importantes. Por ejemplo, un bonaerense que pagó $ 36 por el agua consumida en el último período, ahora tiene que pagar $ 143. Es decir, casi cuatro veces lo que pagaba antes por el mismo nivel de consumo (ver facsímil).

Al momento de hacer las cuentas para calcular los aumentos, debe considerarse que ahora, con la quita de subsidios, además del costo del servicio, también aumentará el monto básico sobre el que el Estado recauda distintos impuestos proporcionales, como el 21% del IVA.

De esta forma, la misma persona que pagaba, en su factura de agua, el IVA sobre $ 29, ahora deberá pagarlo sobre $ 114. Así, el impuesto pasa de ser de poco más de $ 7 a casi 24 pesos.

La quita de subsidios, que comenzó por Puerto Madero, Barrio Parque y los barrios cerrados del conurbano, ya alcanza más de diez zonas de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano delimitadas por el ministerio de Planificación, que conduce Julio De Vido.

En algunas de estas áreas (que se encuentran especificadas en el sitio web del Ministerio de Planificación), los usuarios que consideren que necesitan mantener el subsidio deberán completar una declaración jurada en la que justifiquen su necesidad. Entre las razones que podrán aducir están ser jubilados con la mínima pensión, recibir algún tipo de plan social o asignación familiar y no percibir los ingresos suficientes para poder afrontar el aumento.

Esa información será contrastada por Planificación con datos aportados por la AFIP. También podrá enviar, cuando lo considere necesario, un asistente social a la residencia de quien desee mantener el beneficio.

Pero recién ahora comienzan a hacerse visibles los efectos de esta quita en los bolsillos de los afectados. Por el momento, implementando este mapa de quitas, p erderán el subsidio alrededor de 280.000 hogares , lo cual representará un significativo ahorro en las ajustadas cuentas del gobierno nacional.

Semanas atrás, en diálogo con Clarín , la economista del CIPPEC Luciana Díaz Frers, especialista en temas fiscales, aseguró que a pesar de que el gobierno avanza en esta política de a poco, “es evidente que el objetivo de largo plazo es quitar los subsidios en todas las zonas de la Ciudad, en todos los barrios y en el país”.

Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario