Buenos Aires, 26/05/2017

Llegan las “caminatas sonoras” a Buenos Aires

Un compositor invita a recorrer Buenos Aires en grupo y en silencio; la actividad comenzó en Alemania y los resultados sorprenden a los participantes

(CABA) Llega “Caminar y escuchar”, organizada por el compositor Ulises Conti, prolífico artista sonoro argentino, y la galería de arte Otero. Se trata de una experiencia grupal cuyo objetivo es concentrarse en los sonidos que devuelve la ciudad sin hacer una evaluación moral de aquello que se oye. “No hay sonidos feos ni lindos”, enfatiza el músico.

El grupo parte desde Plaza Italia, en Palermo. Una veintena de personas comienza a desandar un camino caracterizado por la introspección. Hay una premisa clara: no se puede hablar. Desde ya, nadie lleva puestos auriculares. Ninguno de los participantes sabe cuál es el destino final del paseo: sólo basta con concentrarse en los sonidos del exterior. A la gente que mira desde afuera le llama la atención y posa su mirada sobre la comitiva.

Es inevitable percibir el constante andar de los vehículos, sobre todo en las avenidas. Esa melodía unísona se interrumpe cada tanto cuando un rodado pisa una lata tirada sobre el asfalto o algún automovilista frena de golpe. En sólo 20 minutos de caminata varias sirenas de emergencia sonaron. Pareciera que tres ambulancias asisten a alguna eventualidad.

Conti es algo así como un guía. Traslada al grupo a la plaza Francisco Seeber. Otra es la “música” que por allí acompaña a los participantes de la actividad. En medio del silencio que otorga la naturaleza es fácil oír conversaciones ajenas, el canto de los pájaros y el andar cansino de algunos de los concurrentes sobre los senderos de piedra que cruzan el parque. Hay alguien que apenas levanta los pies para caminar. A metros del grupo, un joven le susurra a una adolescente “te quiero” y la declaración que trasciende a la pareja.

Carolina Gulias es una de las personas que se mueven en bloque. Apenas conoce a un par de integrantes del grupo, pero igual se siente “contenida”. Concentrada en cada sonido, advierte que el ruido del ferrocarril Mitre le resulta “triste”. Varias veces había pasado por allí, pero el vertiginoso ritmo de la vida cotidiana no le había permitido sumirse en esa sensación previamente.

La consigna se cumple a rajatabla durante todo el trayecto. Nadie habla. Se nota que los presentes intentan concentrarse en los sonidos. Para algunos no es tarea fácil. Hay quienes pierden esta capacidad cuando una motocicleta acelera. Pero a Constanza Moltedo, por ejemplo, ese sonido no le hizo “ruido”, si vale la redundancia.

No es la primera vez que Ulises Conti desarrolla esta actividad. El proyecto se concretó por primera vez en mayo de 2015 en la ciudad de Bremen, Alemania. Parte de estas grabaciones de campo fueron plasmadas en un disco. La idea fue organizada por el sello discográfico japonés Flau Records y la galería Otero, que se ocupó de la coordinación del evento en Buenos Aires. Este centro de exposiciones de arte contemporáneo participará por tercer año consecutivo, del 19 al 22 de mayo, en la feria arteBA.

“Caminar y escuchar” volverá a realizarse este viernes 29 de abril por última vez en Buenos Aires. Los interesados pueden inscribirse gratis por medio del mail caminaryescuchar@gmail.com. Tendrán la oportunidad de redescubrir la ciudad desde otra perspectiva. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario