Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Limón y ajo, dos ingredientes útiles para tratar el colesterol

Una cura natural.

Cura-con-ajo-y-limon

(CABA) A partir de cierta edad, una gran cantidad de personas sufren problemas cardiovasculares y a menudo se les propone seguir un tratamiento médico para tratar su patología. Sin embargo, si antes de llegar a ese punto realizamos esta cura podremos prevenir estos problemas de salud de manera natural, económica y sin efectos secundarios.

Descubre en este artículo cómo te pueden ayudar el limón y el ajo, dos alimentos medicinales milenarios usados para múltiples enfermedades gracias a sus increíbles propiedades.

Si realizamos este tratamiento tal como lo indicamos en este artículo podremos obtener los siguientes beneficios para la salud:

-Elimina los depósitos grasos acumulados en el cuerpo.
-Ayuda a disminuir el colesterol malo (LDL) y aumenta el colesterol bueno (HDL).
-Disminuye los triglicéridos en sangre.
-Ayuda a prevenir la formación de trombos.
-Disminuye la tensión arterial.
-Mejora el funcionamiento del hígado y potencia su función depurativa.
-Mejora el funcionamiento de los riñones y por tanto, ayuda a combatir la retención de líquidos.
-Mejora los problemas de circulación.
-Potencia el sistema inmunológico y nos ayuda a subir las defensas.
-Previene la aparición de tumores.
-Es altamente antioxidante, por lo que renueva y rejuvenece nuestras células.

¿Para quién está recomendada?
Esta cura depurativa está recomendada como remedio de salud en general, para prevenir problemas de salud o simplemente para limpiar nuestro cuerpo una vez al año. Pero destacamos especialmente sus beneficios para combatir las siguientes enfermedades:

-Sobrepeso
-Isquemia
-Sinusitis
-Enfermedades pulmonares
-Dolor de cabeza
-Trombosis cerebral
-Artritis
-Artrosis
-Reumatismo
-Gastritis
-Hemorroides
-Problemas oculares
-Problemas auditivos
-Arterioesclerosis
-Anemia

¿Qué necesitamos?
Para realizar esta cura para una persona necesitaremos los siguientes ingredientes:

4 limones
4 cabezas de ajo
3 litros de agua hervida
Intentaremos que los ingredientes sean de calidad ecológica, sobre todo el limón. La peladura de los cítricos es incluso más beneficiosa que la pulpa, pero si no es ecológica también puede llevar ceras y pesticidas que serían perjudiciales para realizar esta cura.

fotografia-de-comida-ajo-limon

¿Cómo lo preparamos?

-Pelamos el ajo y cortamos los dientes por la mitad.
-Lavamos bien los limones y los cortamos en trozos pequeños, sin quitar la peladura.
-Añadimos el agua tibia, previamente hervida, y lo batimos bien todo.
-Dividimos esta mezcla en tres botes de cristal, los cuales terminaremos de rellenar con el agua tibia.
-Los cerramos herméticamente y los guardamos en la heladera durante tres días.
-Pasados esos días colaremos el contenido de los tres botes y lo volveremos a guardar en la heladera.

¿Cómo lo tomamos?

Los primeros días tomaremos una cucharada sopera de este preparado media hora antes de cada una de las tres comidas del día.

Si nuestro cuerpo reacciona bien, sin efectos secundarios, aumentaremos a dos cucharadas soperas de este preparado media hora antes de cada una de las tres comidas del día.

Progresivamente iremos aumentando la dosis hasta llegar a un máximo de 50 ml. del preparado tres veces al día. Es decir, un máximo de 150 ml. al día.

El tratamiento dura 40 días y lo podemos realizar una vez al año.

Recomendamos siempre realizar cualquier tratamiento, natural o convencional, bajo supervisión de un médico o naturópata especialista. Especialmente si sufrimos algún problema de salud o estamos tomando medicación.

Es importante destacar que en cualquier cura depurativa, los primeros días podemos notar como algunos síntomas empeoran (mucosidad, dolor de cabeza, etc.). Esto suele ser normal, ya que nuestro organismo está empezando a movilizar y eliminar toxinas.

Otras curas similares

Tanto el ajo como el limón son dos alimentos muy usados en curas depurativas, y además de realizar este tratamiento que proponemos también tenemos otras opciones más suaves o complementarias para ingerir habitualmente estos alimentos.

El limón lo podemos tomar de muchas maneras a lo largo del día, para potenciar unos u otros beneficios, como sus acciones alcalinizante, laxante, depurativa o para asimilar mejor los nutrientes de los alimentos.

El ajo, en cambio, también es la base de la famosa y antigua Cura tibetana del ajo, una receta similar a ésta pero macerada en alcohol en vez de limón, y que sólo se puede realizar cada cinco años y siguiendo las dosis estrictamente, como explicamos en este artículo.

Comentarios

Ingresa tu comentario