Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Levantan la carpa villera que estaba ubicada frente al Obelisco

Después de 53 días de protesta, el Gobierno porteño y las agrupaciones sociales llegaron a un principio de acuerdo. (CABA) Debería comenzar hoy el desarme de la carpa que agrupaciones villeras colocaron al pie del Obelisco –sobre el lado sur de la Plaza de la República– para reclamar obras en los barrios. Después de 53 días llegaron a un principio de acuerdo con la Ciudad que se comprometió a coordinar...

Después de 53 días de protesta, el Gobierno porteño y las agrupaciones sociales llegaron a un principio de acuerdo.

carpa villera

(CABA) Debería comenzar hoy el desarme de la carpa que agrupaciones villeras colocaron al pie del Obelisco –sobre el lado sur de la Plaza de la República– para reclamar obras en los barrios.
Después de 53 días llegaron a un principio de acuerdo con la Ciudad que se comprometió a coordinar mesas de diálogo con las empresas que proveen los servicios públicos a las villas. Además obtuvieron el compromiso de la Defensoría del Pueblo que aportaría dos ambulancias para atender las emergencias en los barrios.
Durante la noche del miércoles, las agrupaciones villeras habían concedido un impasse en la protesta al quitar una decena de pequeñas carpas que se habían montado en la parte norte de la plaza.
Según contaron a Clarín fuentes del Gobierno porteño, “se coordinarán mesas de diálogo entre las empresas de servicios (Edenor, Edesur y AySA) y los vecinos para evaluar las necesidades en cada barrio”. Además, se les habría informado el cronograma de obras en las villas: “Muchos de estos delegados tienen conocimientos de estas obras, porque la Ciudad las lleva a cabo con las cooperativas que se organizan en las villas”, remarcaron fuentes oficiales.
Por otro lado, trascendió que la Defensoría del Pueblo de la Ciudad se comprometió a comprar dos ambulancias nuevas para que asistan a los habitantes de las villas porteñas; serían gestionadas por curas villeros y la “Corriente Villera Independiente”.
Rafael, uno de los referentes del movimiento, analizó la reunión como positiva: “Claramente les torcimos el brazo. Las mesas de trabajo con las empresas de servicios son vitales y se comprometieron a impulsar un relevamiento de todas las necesidades de la gente en un plazo de seis meses. Por otro lado, siempre se negaron a entregarnos ambulancias y ahora tendremos dos a nuestra disposición”, detalló el delegado. Aunque anoche tenía que llevar las propuestas a las diferentes organizaciones, pensaba que había grandes chances de levantar el acampe en la plaza.
Otro de los acuerdos tiene un trasfondo político, porque los vecinos reclaman que se los consulte antes de hacer las obras en las villas. La Ciudad tiene un diagrama de decenas de obras de infraestructura en los barrios.

Comentarios

Ingresa tu comentario