Leonardo Sbaraglia realizó una confesión sobre sus escenas hot con Eva de Dominici

El protagonista de Sangre en la boca contó cómo sobrellevaron las tomas subidas de tono en una nota con la revista Luz

(CABA) Los cuerpos de Leonardo Sbaraglia (46) y Eva de Dominici (21) son los verdaderos protagonistas de Sangre en la boca, el film de Hernán Belón que cuenta la historia del tórrido romance prohibido entre dos boxeadores. Es que no sólo se suben al ring, juntos o separados para dar y recibir golpes a sus respectivos rivales, sino que también los actores se pusieron en la piel de dos apasionados amantes.

sbaraglia_1

Dada la naturaleza súper hot de las escenas que planteaba el guión, Sbaraglia contó cuáles fueron las claves para que las tomas fluyan con naturalidad. “El director estaba como obsesionado con nuestros cuerpos… (risas). Yo no la veía tan El último tango en París a esta historia, pero evidentemente él sí. Y ahí fuimos. Y en ese viaje, debo decir que fue un verdadero lujo tener a Eva al lado. Sobre todo porque era una de sus primeras experiencias tan expuestas y la llevó lo más bien. Se merece todos los aplausos”, aseguró a la revista Luz.

Luego, el galán agregó: “Lo bueno es que pudimos ensayar bastante. Fuimos quemando erotismo ahí. ¡Y sí!, tenés que quemar libido y erotismo, no deja de ser dos cuerpos desnudos. Para eso, el humor siempre es clave. ‘Este no soy yo, estoy así por el frío’, le decía (a Eva)”. Humorada al margen,Sbaraglia dudó que su esposa, Guadalupe Marín, vea la película y dio por hecho que su hija, Julieta, no la verá: “Creo que no tiene mucho sentido que Guadalupe la vea… No quiero predisponerla, que ella decida. Como dirían en televisión, ‘lo dejo a su criterio’. La que estoy seguro es que no la verá será mi hija”. NT