Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

Leo Sbaraglia: “El éxito es ver felices a los que te rodean”

El actor hace balance ante la vida.

De Clave de Sol a Hollywood, entre papeles inolvidables de la televisión local, el actor asegura que “si uno está más o menos bien físicamente, la vida se pone cada vez más linda, te acercás cada vez más a quién querés ser, sin vergüenza y sin pudor“.

leonardo-sbaraglia-cornelia-frente-al-espejo

(CABA) Ante la revista Susana el célebre actor argentino habló sobre sentirse “más seguro y con capacidad de disfrutar” a los 40 que a los 20.

¿Qué sabe un hombre a los cuarenta que no sabe a los veinte?

¡Uff! De todo, más. Yo siento que en casi todo me desarrollé tardíamente, a pesar de parecer un chico más precoz. Ni a los veinte ni a los veinticinco me sentía tan libre, tan seguro ni con tanta capacidad de disfrutar, con tanto humor y con menos miedos como ahora. Creo que si uno está más o menos bien físicamente, la vida se pone cada vez más linda, te acercás cada vez más a quién querés ser, sin vergüenza y sin pudor.

Si no fueras actor, ¿qué serías?

Ahora se me está dando por dibujar (saca su celular y nos muestra unos dibujos, a lápiz, preciosos: retratos de su hija y de su padre, entre otros). Cuando terminé el secundario me anoté en Diseño Gráfico, pero trabajaba todo el día en Canal 13 y no pude hacerlo. Ahora volví a dibujar, y que mi mujer sea artista plástica me ayuda un montón. Para mí dibujar es un páramo, un placer enorme.

¿Cómo conociste a tu mujer?

Nos conocimos hace muchos años. Ella era muy amiga de una compañera mía del colegio, y esa compañera de colegio, a su vez, fue la mujer de mi hermano durante un tiempo, por lo cual ella quedó como parte de un entorno muy familiar. Después se fue a vivir a México, hasta ahí nunca había pasado nada, pero en una de las visitas que hizo a la Argentina mientras vivía allá, nos vimos y nos enganchamos. Ella siempre me dice que se acuerda de mí cuando yo tenía 12 ó 13 años y era más bajo que ella (risas).

¿A qué edad te enamoraste por primera vez?

Uff, soy muy enamoradizo. Cuando tenía quince años y filmaba La noche de los lápices me enamoré de una de las actrices, pero perdidamente. Estaba loco, loquísimo.

En Clave de Sol, Leo tuvo dos romances, con dos compañeras de trabajo: con Claudia de la Calle primero y con Cecilia Dopazo después, con quien estuvo varios años.

¿Qué tiene que tener una mujer para que te guste?

Gracia, sensualidad, inteligencia. Son cosas que me erotizan.

¿Lo que no soportás en una mujer?

La estupidez.

Comentarios

Ingresa tu comentario