Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Legisladores K piden informes a Macri

Los diputados porteños María Elena Naddeo (Frente Progresista y Popular) y Francisco Nenna (Frente para la Victoria) coincidieron en “la suspensión de cualquier iniciativa tendiente al cierre o fusión de cursos en los establecimientos educativos de enseñanza secundaria”. Legisladores de la ciudad de Buenos Aires realizaron un pedido de informes al Ejecutivo porteño por el eventual cierre o fusión de cursos en escuelas que tengan baja matrícula, mientras la Unión...

Los diputados porteños María Elena Naddeo (Frente Progresista y Popular) y Francisco Nenna (Frente para la Victoria) coincidieron en “la suspensión de cualquier iniciativa tendiente al cierre o fusión de cursos en los establecimientos educativos de enseñanza secundaria”.

Legisladores de la ciudad de Buenos Aires realizaron un pedido de informes al Ejecutivo porteño por el eventual cierre o fusión de cursos en escuelas que tengan baja matrícula, mientras la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) se movilizará en rechazo a esta iniciativa del gobierno porteño.

Los diputados aseguraron que “la Dirección de Enseñanza Media del Ministerio de Educación porteño dio instrucciones para que los supervisores auditen el cumplimiento del decreto 1990/97 por el cual se establecen los criterios y cantidades de alumnos mínimos por curso”.

“Esta decisión política emanada de autoridades superiores del Ministerio de Educación llevó a los supervisores del área a recorrer las escuelas secundarias proponiendo el cierre y fusión de aquellos cursos con menos de 20 alumnos por aula, generando la consternación y malestar de toda la comunidad”, plantearon los legisladores en su pedido de informes.

Agregaron que las escuelas afectadas por esta decisión “albergan en su población estudiantil, adolescentes y jóvenes de muy diversas experiencias educativas y procedencias sociales, coincidiendo muchas veces los índices de vulnerabilidad social con mayores porcentajes de repitencia”.

“La decisión del Ministerio de Educación de poner en marcha el ya varias veces cuestionado decreto del año 1997 para fusionar cursos, va en sentido contrario a todas las recomendaciones y principios de política educacional modernos”, precisaron los diputados.

Explicaron que “no se trata solamente de la pérdida de la fuente de trabajo de numerosos docentes interinos y suplentes, sino de una definición conceptual del diseño de las políticas públicas en las áreas sociales y particularmente del derecho a la educación de esta franja etaria de la población”.

Por su parte, la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) se movilizará el jueves a las 18 a la sede del Ministerio de Educación porteño, Paseo Colón 255, para reclamar contra esta incitativa de cierre y fusión de cursos.

Comentarios

Ingresa tu comentario