Buenos Aires, 25/11/2017, edición Nº 1837

El legislador Gustavo Vera le ganó la pulseada a Coca Cola y Monsanto

La Justicia objetó un sondeo nutricional a cargo de un privado

(CABA) La Justicia porteña ordenó suspender una encuesta nutricional que pretendía medir la obesidad y el sobrepeso entre los chicos en edad escolar en escuelas públicas porteñas con la participación del Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI), una institución integrada por empresas multinacionales como Coca-Cola, Monsanto, Dow y Syngenta.

El juez Lisandro Fastman, titular del juzgado N° 14 en lo contencioso administrativo, hizo lugar a un amparo impulsado por el legislador Gustavo Vera (Bien Público), que cuestiona la delegación en entidades privadas de las tareas de planificación y evaluación de los programas de salud. El magistrado ordenó a la Ciudad que se abstenga de instrumentar la evaluación de niños, niñas y adolescentes, que estaba incluida en el programa Mi Escuela Saludable, y, en el caso de haberla iniciado, proceda a su “inmediata suspensión”, hasta tanto se resuelva la medida cautelar.

El juez consideró que “de las constancias agregadas no se desprende con la claridad suficiente cuál es el rol que tendría la organización civil mencionada y también faltan elementos que permitan conocer el contenido y la extensión del programa”.

Fastman citó el artículo 21, inciso 13, de la Constitución porteña que establece que “no se pueden ceder los recursos de los servicios públicos de salud a entidades privadas con o sin fines de lucro, bajo ninguna forma de contratación que lesiones los intereses del sector, ni delegarse en las mismas las tareas de planificación o evaluación de los programas de salud que en él se desarrollen”.

Pero aclaró: “Lo que aquí se dispone no importa cuestionamiento alguno a la conveniencia del programa, (…) tampoco a la importancia de la evaluación y los objetivos propuestos, sino que se centra en el modo de instrumentación”. NT

Fuente: La Nación

 

Comentarios

Ingresa tu comentario