Leer ayuda a mejorar la salud mental

Leer ayuda a mejorar la salud mental

(CABA) Leer es una actividad apasionante, que, además, es buena para el cerebro. Desde hace siglos se fueron revelando los beneficios de esta práctica que, a pesar de los avances de la tecnología, sigue siendo una sana costumbre para muchos.La lectura incentiva la ampliación de nuestra perspectiva (podemos percibir y entender más cosas), nos permite llegar a lugares a los que de otra manera no podríamos acceder, representa una puerta de entrada a ideas, historias e imágenes que enriquecen nuestra existencia, entre muchos otros aportes a nuestro equilibro psicoemocional.

Hace algunos años, investigadores de la New School for Social Research descubrieron una conexión entre la Teoría de la Mente -una tesis acuñada por el antropólogo y psicólogo Gregory Bateson, que consiste en la habilidad de una persona de saber lo que está pensando otro-, y la lectura de un fragmento de ficción literaria. Ahora, otro grupo de científicos replicó el estudio y obtuvo resultados diferentes: la conexión, a diferencia del estudio anterior, fue entre la Teoría de la Mente y una relación de toda la vida con la lectura.

La psicóloga social María Eugenia Panero de la Boston College explicó a la revista Time que “es difícil saber si leer ficción literaria aumenta la Teoría de la Mente, o si las personas que naturalmente poseen un alto nivel de esta habilidad se sienten atraídas por este tipo de lectura”. También es posible que un mayor grado de empatía y un gran interés en la literatura se alimenten uno del otro.

Así, aunque leer sea una actividad solitaria, puede mejorar la vida social. Otro estudio reciente de la Universidad de Münster, en Alemania, identificó otro aspecto que se desarrolla a partir de la lectura: “Los grandes lectores -aquellos que leen más de 18 libros por año- alardean de sus libros en público o los muestran en estantes como una manera de comunicar una característica de sí mismos para formar su identidad y expresarse”.

En la School of Life de Londres, Inglaterra, un grupo de biblioterapeutas quieren ayudar a que las personas utilicen la ficción para cambiar sus vidas a un nivel más profundo. La biblioterapia implica la prescripción de novelas para “curar los males de la vida”, según aseguraron desde la institución.

Más allá de los beneficios palpables que implica leer, y de los que intuitivamente podemos imaginar, con el refinamiento de las neurociencias hoy podemos penetrar la mente humana con inédita profundidad. Lo anterior implica que, aunque quizá no fuese necesario, en la actualidad hay argumentos neurológicos para enfatizar los frutos que la lectura ofrece a nuestra mente. Por ejemplo, un estudio reciente de la Universidad de Emory, reportado por el diario inglés, The Independent, descubrió que leer un ‘buen’ libro, tal vez una novela que nos estimule particularmente, potencia la conectividad en nuestro cerebro, efecto que puede prolongarse hasta por cinco días.

La ciencia detrás de la recomendación de lectura para ayudar a mejorar la salud mental todavía es limitada, pero investigadores como Panero están ansiosos por seguir investigando. La lectura quizá no podrá curar la depresión diagnosticada por un médico, pero puede llegar a mitigar crisis temporales, el estrés de la vida cotidiana, y generar alivio en los malos momentos.

S.C.