Buenos Aires, 26/03/2017

Lázaro Báez obtiene más de $600.000 por alquileres sólo en Capital y Olivos

En los últimos dos años, el empresario kirchnerista alquiló unos 48 departamentos y 153 cocheras mensuales.

(CABA) Estar tras las rejas, con la Justicia pisando sus talones y con su imperio embargado no le impide a Lázaro Báez seguir teniendo ingresos abultados, mes tras mes. Estar preso, incluso, no lo disuadió de hacer crecer el usufructo de su patrimonio. Múltiples contratos de alquiler y convenios inmobiliarios por decenas de departamentos y cocheras ubicadas en la Capital Federal y Olivos certifican que el dueño de Austral Construcciones y su familia tienen a disposición, mensualmente, más de $ 600.000.

En los últimos dos años, Báez puso en alquiler, al menos, 48 departamentos y 153 cocheras, en su mayoría a nombre de Austral Construcciones, en las zonas de Belgrano, Coghlan y Olivos, según contratos de locación y acuerdos con una inmobiliaria a los que accedió La Nación, y que constan en la causa por lavado de dinero que instruyen el juez federal Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuan. Esas rentas le permitirían mensualmente obtener al menos $ 633.450, según los montos que figuran en los documentos.

Se trata de departamentos de hasta tres ambientes (algunos en edificios nuevos y con amenities), además de múltiples cocheras en un barrio donde la demanda es alta. En territorio porteño, Báez tiene además otros cinco departamentos, un piso estilo francés, un PH, un lote y otras 25 cocheras, por lo que la renta podría ser mayor.

“El alquiler de los departamentos porteños prácticamente el único flujo de dinero que ha quedado para la subsistencia familiar de los Báez”, reconoció Maximiliano Rusconi, abogado del empresario, en diálogo con La Nación. Y enfatizó: “Los inmuebles lícitamente están generando rentas, porque el único derecho que pierde una persona presa es la libertad ambulatoria”.

Casanello ordenó embargar casi 1500 bienes a nombre de Báez, de su hijo Martín y de sus firmas. Envió oficios para que no pudieran ser vendidos. Pero la Justicia no puede intervenir en la renta que generan esas propiedades ya que, tal como lo reveló el diario Clarín, la Sala II de la Cámara Federal ordenó que, si bien se deben “proteger los bienes con miras a un futuro decomiso”, no se podrá “afectar el funcionamiento en la operatoria que desarrollen” ni “inmiscuirse en su actividad”.

La operatoria
La administración de los inmuebles porteños de la firma de Báez tuvo dos “etapas”. Hasta diciembre de 2015, los contratos de locación eran celebrados por Marcos Franchi en carácter de apoderado de Austral. Se trata de un ex empleado que se desligó de la firma a fines del año pasado. En ese momento, operaba con una inmobiliaria de Recoleta cuyo dueño, incluso, ocupó uno de los departamentos de Báez en Olivos.

Entre diciembre 2014 y febrero de 2015, Franchi firmó, por ejemplo, los contratos de los departamentos de tres ambientes que Báez tiene en el edificio ubicado en Franklin Roosevelt 1780. En todos los casos se estipuló un alquiler mensual de $ 4.500 para el primer año de alquiler, y de $ 5.625 para el segundo. También rentó allí un dúplex y dos unidades de dos ambientes entre octubre de 2014 y julio de 2015.

En diciembre de 2015 Báez dispuso otra operación, de dos pasos. Primero le otorgó amplios poderes para administrar varios inmuebles a Liliana Costa, la ex empleada de la AFIP a la que se le atribuye una relación personal con Báez. Uno de los poderes se celebró el 18 de diciembre de 2015 en la Capital Federal y el otro en febrero de 2016 en Río Gallegos. Los documentos le permitieron a la mujer, por ejemplo, “cobrar arrendamientos”.

La segunda parte de la operación consistió en firmar múltiples convenios de “autorización de administración” con una inmobiliaria de Belgrano para que se ocupe de alquilar los inmuebles. Esos acuerdos, firmados entre el 1° de febrero y el 1° de marzo de este año, eran suscritos por Costa como apoderada de Austral y daban fe de que la empresa -en ese momento- no se encontraba “inhibida o embargada para celebrar contratos locativos”.

Días antes de que Báez cayera preso, fueron alquilados varios inmuebles. Es el caso de los departamentos de tres ambientes sobre Manuela Ugarte 3840 rentados entre diciembre de 2015 y enero de 2016 por $ 9.500 el primer semestre, $ 10.600 el segundo, $ 11.900 el tercero y $ 13.600 el cuarto. Allí Báez es dueño de todo el edificio y hoy está enteramente ocupado, según constató este medio en una recorrida.

Según la documentación, otro inmueble, ubicado en Roosevelt al 1780, fue rentado dos días después de que Báez fuera detenido, el 7 de abril pasado. Los alquileres más elevados que recibe el empresario son los de las instalaciones del edificio de Roosevelt 1815, que ascienden a $ 38.720 por mes.

Una persona que alquila a Báez, tras observar operativos judiciales, testificó ante la Justicia. Señaló que, en un comienzo, pagaba a través de transferencias a un CBU de Franchi, pero que a partir de febrero de este año debió contactarse con Liliana Costa. Desde entonces ya no pudo pagar de forma bancarizada: le solicitaron que lo hiciera en efectivo. NR


Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario