Buenos Aires, 23/10/2017, edición Nº 1804

Las sorprendentes atracciones del nuevo Centro Cultural de la Ciencia de Palermo

El nuevo espacio abrirá sus puertas todos los fines de semana con entrada gratuita. Propone una serie de actividades interactivas con eje en los conceptos de azar, información y tiempo.

(CABA) “Si no lo podés experimentar no tiene sentido”, dice Leticia Smal, todavía un poco agitada tras bailar la danza de las abejas en un videojuego del Espacio Interactivo Lugar a Dudas, dentro del Centro Cultural de la Ciencia inaugurado el viernes pasado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Sus pequeños y veloces saltos arriba de una plataforma imitaban el movimiento que realizan dichos insectos para comunicarse entre sí e indicarse adónde hay flores para alimentarse. Smal es licenciada en Biología y fue la responsable de contenidos de una de las salas del espacio que, desde el miércoles 18 de noviembre comenzará a recibir escuelas y, a partir del sábado 21, estará abierto todos los fines de semana para el público en general con entrada gratuita, consignó Tiempo Argentino.

“La primera posibilidad era hacer un museo tradicional. Pero nuestra decisión fue otra”, explica Diego Golombek, doctor también en el área de Biología y responsable de contenidos científicos del flamante Centro Cultural. “Decidimos hacerla nosotros, con los contenidos y los diseñadores locales y con asesores de universidades nacionales”, añade al darle la bienvenida a la prensa, que recorrió el espacio antes de su inauguración.

Golombek está parado en el segundo piso del nuevo edificio del Polo Científico Tecnológico, en el barrio de Palermo, pero por el marco pareciera ubicarse en la entrada de un cine de la década del cincuenta. La marquesina luminosa de la entrada anuncia una sola película: El Tiempo. Pero en realidad no se trata de un film, sino del nombre de una de las tres salas conceptuales del sitio.

lugar a dudas

Casi todos los museos de Ciencias en el mundo están divididos según la disciplina, pero nosotros quisimos organizarlos en función de conceptos generales de las Ciencias Naturales y abordarlos de forma transdisciplinaria. Así llegamos a tres: el tiempo, la información y el azar. Porque son temas que uno puede ver desde la física, la biología, la química, la computación”, explica el también organizador de TEDx Río de la Plata. “Pero además decidimos pedir mucha participación artística, colaborando con que los módulos sean más atractivos y lúdicos”, agrega. La apuesta se confirma con lo que se ve del otro lado del salón: una cueva con arte rupestre da ingreso al área La información.

Ambos espacios ocupan un predio de 800 metros cuadrados donde los periodistas juegan y se divierten como si fueran chicos. Aprenden a hacer un corto protagonizado por juguetes usando la técnica de Stop motion (superponiendo instantáneas fotográficas), tratan deencontrar la velocidad correcta de una canción moviendo sus manos en el aire, descubren cuál es la zona más caliente de su cuerpo con una cámara infrarroja y bailan como abejas.

En el tercer piso a través de una puerta que escenifica la entrada a un casino se ingresa al área de El Azar, un espacio donde se aprende de probabilidades sin arriesgar dinero. Allí se puede estimar por características genéticas cuánta gente similar a uno hay en el mundo o cuántas posibilidades hay de que nazca una mujer hincha de River en invierno, entre otras propuestas didácticas.

“Quisimos hacer algo que tenga múltiples niveles de lectura para que lo pueda ver gente de cualquier edad. Aunque nuestro público ideal es adolescente, porque el objetivo de todo esto es fomentar vocaciones científicas”, finaliza Golombek.

El espacio
El Centro Cultural de la Ciencia cuenta con un auditorio para 500 personas, una sala de exposiciones temporarias de 300 m2 y un parque público de 9800 m2, que tendrá diez juegos científicos (en elaboración).
A través de un convenio con la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (UBA), unos 50 estudiantes oficiarán de guías durante las visitas que se realicen dentro del museo Lugar a Dudas.

polo cientifico4

 

Comentarios

Ingresa tu comentario