Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

La sede de Clarín en Barracas, vallada por miedo a la intervención

El Grupo Clarín preveé una inminente intervención estatal; por eso, las autoridades de la empresa decidieron tomar medidas de “prevención” ante un eventual avance del Gobierno. Foto: Perfil.com (Ciudad de Buenos Aires) La intervención comenzó como un rumor durante la semana pasada, pero tomó fuerza luego de que el periodista Joaquín Morales Solá publicara en La Nación que la decisión por parte del Gobierno ya está tomada. El Grupo Clarín...

El Grupo Clarín preveé una inminente intervención estatal; por eso, las autoridades de la empresa decidieron tomar medidas de “prevención” ante un eventual avance del Gobierno.

Foto: Perfil.com
Foto: Perfil.com

(Ciudad de Buenos Aires) La intervención comenzó como un rumor durante la semana pasada, pero tomó fuerza luego de que el periodista Joaquín Morales Solá publicara en La Nación que la decisión por parte del Gobierno ya está tomada.

El Grupo Clarín se hizo eco y tomó medidas “de prevención”. Esta madrugada, las cámaras de Canal 13 ya estaban colocadas sobre las puertas del Grupo para registrar la posible llegada de los interventores. Los móviles del canal están instruidos para hacer guardia en la puerta “por tiempo indeterminado”, por lo que permanecen en la puerta del edificio de Tacuarí al 1800.

Según consignó Perfil.com, el mismo domingo por la noche colocaron un vallado de contención sobre la calle Piedras al 1700, donde se encuentra el ingreso administrativo. Asimismo, se notificó al personal para que ingrese por la calle Tacuarí.

Sumado a ello, la fachada del edificio no lució hoy el logo característico de le empresa. “Son medidas de prevención”, dijeron autoridades de Clarín a este portal, sin dar más detalles, para “evitar que se sigan agrandando los rumores”.

Las medidas llega con el antecedente inmediato del ataque al edificio de Cablevisión, baleado durante la madrugada del sábado.

Especulaciones. Los voceros del Grupo Clarín aseguran que “al momento no hay nada de nada, sólo las versiones periodísticas”. Sin embargo, la empresa ya comunicó a sus empleados de la tensa situación mediante un comunicado titulado: “Nueva arremetida K contra la prensa independiente”.

El texto hace énfasis en tres acontecimientos específicos. En primer lugar, el proyecto de ley para expropiar las acciones de Clarín en Papel Prensa que presentaron Diana Conti y Carlos Kunkel en Diputados. El segundo punto destaca la “intensificación” de las versiones de intervención, luego de la irrupción de Guillermo Moreno y Axel Kicillof en la última asamblea de accionistas de la empresa.

La tercera arista, titulada “nuevas operaciones oficiales de difamación”, hace referencia a la conferencia de prensa que brindó el gabinete económico del gobierno, donde relacionaron a los gerentes del Grupo con el empresario santacruceño Lázaro Báez, imputado por supuesto lavado de dinero.

Argumento para intervenir. En la ley de mercado de capitales, sancionada en noviembre último, el artículo 20 le otorga a la Comisión Nacional de Valores (CNV) la facultad para intervenir cualquier sociedad que cotiza en la Bolsa de Valores.

De esta forma, el titular de la CNV, Alejandro Vanoli podría intervenir el Grupo Clarín alegando que, de forma unilateral, se están violando los intereses de los accionistas minoritarios de una empresa que opera en el mercado bursátil.

De acuerdo a lo consignado por el periodista Joaquín Morales Solá en el diario La Nación, la decisión de intervenir Clarín ya estaría tomada por parte del Gobierno. Y, siguiendo con la advertencia del columnista, la primera decisión sería sacar del aire a Jorge Lanata.

En los pasillos del Grupo crecen distintas especulaciones respecto de cuándo podría concretarse el desembarco K. Una de ellas indica que la intervención llegaría el día miércoles, durante el partido que Boca Juniors deberá afrontar en Brasil, para avanzar de ronda en la Copa Libertadores.

Comentarios

Ingresa tu comentario