Las mil y una caras de Luciana Salazar

Las mil y una caras de Luciana Salazar

(CABA) Luciana Salazar es una de las mujeres más despampanantes de Argentina. Dueña de un físico privilegiado, la modelo logró sostener su carrera por más de 16 años y nunca se alejó de los primeros planos.

Fue durante este tiempo que la bella modelo cambió rotundamente el aspecto de su rostro, luego de visitar varias veces el quirófano.

2003-jpg_1521628810

Comenzó en el ambiente artístico en el 2000, aunque ganó popularidad en 2002 cuando participó del programa de humor “Poné a Francella”. Por entonces aún era conocida como la sobrina de la actriz Evangelina Salazar y el cantante Palito Ortega, sin embargo con el tiempo logró imponer su propio estilo y ser reconocida por su trabajo.

El rostro de aquella rubia que recorría las tapas de todas las revistas del espectáculo, lejos está del actual. A lo largo de estos años, la actriz pasó varias veces por el cirujano. Se trata de una serie de cambios en labios, pómulos, cejas y hasta incluso en la dentadura de la modelo.

En 2003 dio que hablar cuando apareció en los premios MTV Latinoamérica y mostró sin ningún problema los atributos delanteros que la hicieron famosa, apenas tapados con un sticker del canal musical.

Ya consagrada como símbolo sexual, en febrero de 2005 se coronó Reina del Festival de Viña del Mar y realizó el clásico “piscinazo”.

hoy_1-jpg_966007889

En 2009, adoptó nuevo nombre artístico para lanzar su carrera como cantante: Luli Pop. Pero lo que más llamó la atención fue su dentadura, sorpresivamente blanca y perfecta.

A pesar del paso de los años siempre logró ser noticias, tanto por sus trabajos como por las idas y vueltas en el amor, que la encuentra hoy en día junto al economista Martín Redrado.

FUENTE: BIGBANG NEWS

S.C.