Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Las instituciones que tengan un interés legítimo podrán consultar el registro de violadores bonaerense

Además, los datos serán informados al municipio donde el condenado viva, a la policía bonaerense y a la escuela o club donde trabaje.

(PBA) El Registro de Condenados por Delitos contra la Integridad Sexual, que cuenta con una lista de más de 2 mil violadores condenados de toda la provincia de Buenos Aires, podrá ser consultado por instituciones que tengan un interés legítimo. Además, los datos serán informados al municipio donde el condenado viva, a la policía bonaerense y a la escuela o club donde trabaje.

Antes, a quien solicitara información sólo se le respondía positivo o negativo, si la persona estaba o no inscripta. A partir de ahora las instituciones que tengan un “interés legítimo” podrán acceder a los datos del registro respecto de quien tenga una condena por violación.

El Registro, comúnmente llamado “registro de violadores”, tiene inscriptos 2312 casos de personas condenadas por delitos contra la integridad sexual. Desde 2009, año de su creación, cuando los jueces penales dictan la condena, envían la información al registro. Hasta ahora, sólo los magistrados con investigaciones en curso o “particulares interesados” podían acceder a esos datos. Sin embargo, no se especificaba quiénes podían ser esos particulares. Además, el que requería ese dato firmaba un compromiso de no hacerlo público.

“Lo que se pretende es que la información que llegue al Registro sea transmitida a aquellas instituciones o particulares o a quienes pueda resultarles de interés para evitar que ese condenado pueda volver a cometer un delito sexual”, dijo el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, a LA NACION.

Qué implican los cambios

Con esta modificación, los datos existentes en el registro también se comunican a la policía bonaerense para que lo informen a sus seccionales, al municipio donde el condenado tiene su domicilio habitual, al Ministerio de Educación si trabaja de docente o algo relacionado y a las instituciones educativas o deportivas donde vayan menores de edad y el condenado trabaje.

“Se amplían los ámbitos y las facultades de comunicación que tiene el registro: tenemos la condena que nos manda el juez penal. Si de la condena surge que el violador condenado, con sentencia firme, trabaja en un instituto educativo o en un club o en cualquier ámbito que haya menores de edad, el registro debe comunicarlo al Ministerio de Educación, al colegio en concreto, al club en concreto si surge de la sentencia”, explicó a LA NACION Adrián Grassi, subsecretario de Justicia de la provincia de Buenos Aires.

“Es lo que a mí me gustaría saber como mi padre si mi hija es profesor un tipo que es condenado por violación”, agregó. En delitos como abuso sexual simple, si el condenado no cuenta con antecedentes, puede cumplir la condena con prisión domiciliaria. “La idea central es que la sociedad esté atenta a la vuelta a su ámbito natural de una persona condenada por delitos contra la integridad sexual”, consideró el subsecretario.

Hace unos dos meses, tras una seguidilla de casos de violación y muerte que se hicieron públicas, la Defensoría del Pueblo bonaerense había advertido al ministro Ferrari que el registro estaba subutilizado y había que reglamentarlo de vuelta para que fuera realmente útil.

“Para nosotros es muy importante que haya acceso de líderes e instituciones a este registro. Hoy es muy cerrado. Esta modificación encuentra un punto intermedio de cuidar los derechos de las personas que cometen este tipo de delitos y que la comunidad, a través de representantes, demostrando un interés legítimo, puedan acceder a la información”, dijo el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.

El Ministerio de Justicia de la provincia, entonces, modificó el decreto 578/09 y su anexo, que reglamentan la ley 13.869, por la cual se creó el Registro de Condenados por Delitos contra la Integridad Sexual. Ferrari, lo anunciará mañana junto a Guido Lorenzino, defensor del Pueblo.

MG

FUENTE CONSULTADA: LA NACIÓN

Comentarios

Ingresa tu comentario