Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Las grúas remolcan un auto en infracción cada cuatro minutos en Buenos Aires

El operativo por cada coche tarda un promedio de 17 minutos: dos para removerlo del lugar donde se encuentra y los otros 15 para transportarlo hasta los playones de depósito, ubicados también en la zona céntrica de la Ciudad. El sistema de acarreo de vehículos mal estacionados en la Capital Federal es, por lo menos, controvertido, ya que las grúas circulan durante las 24 horas los siete días de la...

El operativo por cada coche tarda un promedio de 17 minutos: dos para removerlo del lugar donde se encuentra y los otros 15 para transportarlo hasta los playones de depósito, ubicados también en la zona céntrica de la Ciudad.

El sistema de acarreo de vehículos mal estacionados en la Capital Federal es, por lo menos, controvertido, ya que las grúas circulan durante las 24 horas los siete días de la semana, pero sólo lo hacen por el centro porteño.

La concesión del estacionamiento medido y del servicio de acarreo en la Ciudad está dividida en dos zonas, las cuales son explotadas por dos empresas. En el área del norte controla los parquímetros la firma Dakota bajo la denominación de STO, mientras que en la sur lo hace la compañía BRD operando como SEC.

Según fuentes consultadas del gobierno porteño, entre ambas firmas acarrearon en 2011 un promedio de 12.000 autos por mes, y cada empresa cuenta con 17 grúas. Por ese servicio las compañías facturan 190 pesos por cada acarreo, y la hora de estacionamiento medido cuesta 1,40 pesos.

En la actualidad las quejas por este servicio también apuntan al acarreo de coches que permanecían en lugares permitidos; a rodados cuyos tickets no habían vencido, y a vehículos estacionados en zonas de confusa señalización. Y según denuncias realizadas en el mismo Gobierno de la Ciudad, hasta existe la sospecha de connivencia de inspectores con dueños de garajes, quienes les harían un guiño a los choferes de grúas para advertir la presencia de un auto mal estacionado.

Sin embargo, el gobierno porteño afirma que la presencia de las grúas en el centro, donde transitan más de medio millón de vehículos por día, es necesaria para mejorar la circulación. “Si no estuviese la grúa sería un descontrol el estacionamiento, pero así se regula y ordena el tránsito también. Y con el nuevo pliego de licitación, las grúas van a tener que filmar cuando acarrean un auto”, le dijo Guillermo Dietrich, subsecretario de Tránsito y Transporte de la Ciudad, a un matutino porteño.

Justamente estos nuevos pliegos de licitación están siendo analizados en la Legislatura, aunque todavía no hay planes de que se aprueben en lo inmediato. El nuevo proyecto podría comprender a toda la Capital Federal, hasta ahora dividida en zonas, y en el servicio de grúa, además de ser obligatorio que se filme el acarreo del vehículo, también se instalaría en los parquímetros un sistema para que se pueda abonar con tarjeta de crédito.

Comentarios

Ingresa tu comentario