Buenos Aires, 22/08/2017, edición Nº 2081

Las frutas exóticas conquistan las góndolas

Una nueva experiencia.

lychee_1

(CABA) De aspecto desconcertante, aromas penetrantes y sabores sorpresa, las frutas exóticas deparan un tesoro de nuevas sensaciones para los adeptos a la experimentación culinaria. “Los comensales se encuentran con sabores ácidos, picantes, frescos, llenos de contrastes“, explica el colombiano Santiago Macías, chef del restaurante iLatina en Buenos Aires. En su menú de siete pasos, el chef incluyó un ceviche de barú con pesca de temporada, mango biche, coco y lychee; y en otro paso, un pato confitado en tamarindo con ensalada de quinoa. “Mezclados, estos frutos generan asombro -agrega-, y es una de las claves de la aceptación de iLatina.

Definidas por ajenas al territorio, las frutas exóticas derriban fronteras gracias a la difusión, y se pueden conseguir frescas cada vez más en mercados de casi todos los países. Y mientras alguna se adopta inmediatamente y se incorpora al gusto popular, otras pasan de largo como una paleta de colores de temporada.

Descripciones imprescindibles antes de una degustación

Lychee

Es una pequeña fruta nativa de Asia, muy cultivada en los países tropicales. Aporta un sabor ligeramente dulce gracias a la pulpa suave, gelatinosa y translúcida que tiene en su interior. Recomiendan combinarla con frutillas.

Tamarindo

Su formato es el de una vaina con semillas cuya fibra o pasta que las recubre les da el sabor a los diversos platos que lo utilizan, como el pato confitado. También puede usarse para saborizar agua o jugos.

Mango biche

Es el que suele acompañar el ceviche colombiano y se trata del mango verde, aún sin madurar. Según los chefs que más lo usan, una buena forma de condimentarlo es con vinagre, limón, sal y pimienta.

Chirimoya

Le dicen “el manjar blanco” por lo dulce de su sabor y por el color que posee su pulpa. Tiene el tamaño de una manzana, con forma de corazón, y hay que tener cuidado porque es abundante la cantidad de semillas que presenta.

Guayaba

Tal vez una de las más difundidas de un tiempo a esta parte, es fácilmente confundible con la papaya, aunque su aspecto interior es como el de un tomate. Junto con el lychee, el mango y el maracuyá, es la favorita de los bartenders.

Fuente: La Nación.

Comentarios

Ingresa tu comentario