Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Las empresas de acarreo ganan millones por beneficios de Macri

Las firmas Dakota S. A. y B. R. D. pagan un canon fijo y se llevan la recaudación por el remolque de autos. Pero el gobierno de Macri les transfiere sumas millonarias: entre 2008 y 2014 ya recibieron 122 millones de pesos. (CABA) Dos empresas hegemonizan el negocio de las grúas en la ciudad desde la época de Carlos Grosso. Se sabe que ambas pagan un canon fijo y se...

Las firmas Dakota S. A. y B. R. D. pagan un canon fijo y se llevan la recaudación por el remolque de autos. Pero el gobierno de Macri les transfiere sumas millonarias: entre 2008 y 2014 ya recibieron 122 millones de pesos.

gruas

(CABA) Dos empresas hegemonizan el negocio de las grúas en la ciudad desde la época de Carlos Grosso. Se sabe que ambas pagan un canon fijo y se llevan la recaudación de las multas por acarreo. Menos conocido, en cambio, es que el gobierno de Mauricio Macri les transfiere sumas millonarias a través de una partida de alquiler de vehículos de la Dirección General de Concesiones. Sólo en 2013, las dos empresas se llevaron 49 millones de pesos y, entre 2008 y 2014, recibieron ya 122 millones de las arcas públicas. Desde la gestión PRO sostuvieron que es una forma de compensar costos. “Es escandaloso. Justifican el alquiler de maquinaria de equipo como un subsidio”, remarcó el auditor porteño Eduardo Epszteyn a Página 12.

En diciembre del año pasado, la gestión PRO obtuvo una ley de la Legislatura que amplía la cantidad de espacios medidos para estacionar: se sumarán 140 mil lugares ahora gratuitos, por lo que un 45 por ciento de la ciudad tendrá estacionamiento medido. En 2017 prevén sumar otros 2688 espacios. En julio de este año, Macri resolvió aumentar el costo de los parquímetros un 114 por ciento: la tarifa pasó de 1,40 a 3 pesos.

El acarreo está concentrado en dos empresas desde hace 24 años. El contrato de las grúas está vencido desde 2001 y data de la época del intendente Carlos Grosso, quien terminó su mandato (y su carrera política) en 1992 en medio de denuncias de corrupción. Las dos empresas que consiguieron el negocio del acarreo y lo manejan hasta hoy son Dakota S. A. y B. R. D. Saicfi. Sus presidentes, en los acuerdos con el gobierno porteño, son Marcelo Violante (Dakota) y Bernardo Pérez (BRD). Por el contrato de 1990, las empresas pagan un canon y se llevan completo el dinero de la recaudación: 350 pesos por cada auto acarreado.

Un acuerdo con la gestión PRO de 2012 les mejoró esas ganancias: el gobierno porteño se comprometió a pagar cada fin de mes las multas impagas de los autos acarreados, además de un adicional que pagan a los trabajadores de las empresas privadas agremiados en Camioneros.

Comentarios

Ingresa tu comentario